Cruz Soto Caraveo fue encontrado muerto
Cruz Soto Caraveo fue encontrado muerto

El activista Cruz Soto Caraveo, integrante del Colectivo de Familias Desplazadas Forzadamente de la Sierra Tarahumara, fue encontrado muerto luego de haber estado desaparecido desde el pasado 13 de octubre, informaron este sábado organizaciones sociales de Chihuahua.

Soto Caraveo salió el pasado sábado 12 de la ciudad de Chihuahua donde estaba viviendo temporalmente, con rumbo a la localidad de Témoris, municipio de Guazapares, para acudir el domingo 13 a la alcaldía y reunirse con personal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural federal.

El activista junto con su familia y otras personas integrantes de la comunidad de Monterde, en el municipio de Guazapares, se encontraba desplazado forzadamente desde el año 2014 luego de que recibiera amenazas de muerte por parte integrantes del crimen organizado que controlan la zona y que se apoderaron de sus tierras para la siembra de drogas.

En diciembre de 2010, ocurrió el asesinato de la también activista Marisela Escobedo Ortiz, quien desde hace dos años se manifestaba para exigir el esclarecimiento del homicidio de su hija Rubí Marisol Frayre.

Marisela Escobedo
Marisela Escobedo

Escobedo fue ejecutada con un disparo en la cabeza frente al Palacio de Gobierno en Chihuahua mientras realizaba una más de sus protestas para exigir justicia. El responsable huyó por calles aledañas, perdiéndose entre decenas de personas que realizaban sus compras navideñas.

Marisela Escobedo tenía dos semanas manifestándose frente al Palacio de Gobierno, exigía castigo para Sergio Barraza, el homicida confeso de su hija, quien fue puesto en libertad tras pasar sólo cuatro meses en prisión.

Las autoridades de Chihuahua detuvieron José Enrique Jiménez Zavala, alias El Wicked, de 29 años, líder de una parte de la pandilla criminal Los Aztecas, como el asesino de Marisela Escobedo y quien además es acusado de haber participado en el ataque al bar El Colorado, en abril de ese mismo año en Chihuahua capital, donde murieron 16 personas.

Sin embargo, desde su exilio, en Estados Unidos, Juan Frayre Escobedo, hijo de Marisela Escobedo, afirmó que el verdadero asesino de su madre es Antonio Barraza, hermano de Sergio, que ambos pertenecen al Cártel de Los Zetas y que él mismo fue amenazado por Antonio Barraza a las afueras de un centro comercial en El Paso.

Activistas asesinados en México
Activistas asesinados en México

El 24 de octubre de 2018 el activista y defensor de derechos humanos, Julián Carrillo Martínez fue asesinado en el municipio de Guadalupe. De acuerdo con las autoridades de Chihuahua, el líder de la comunidad rarámuri en compañía de otra persona, se trasladó a un lugar del municipio en donde fue asesinado presuntamente por José Feliciano R. de 29 años y un menor de 17 años, quienes huyeron del lugar.

El pasado 10 de octubre, Enrique Alberto Servín Herrera, reconocido profesor y funcionario de la Secretaría de Cultura de Chihuahua, fue hallado sin vida dentro de su domicilio en la zona centro de la capital del estado. La víctima recibió un fuerte golpe en la cabeza presuntamente para robarle su vehículo.

Servín Herrera era jefe del Departamento de Culturas Étnicas y Diversidad de la Secretaría de Cultura del Gobierno de Chihuahua, además de ser reconocido por su labor por la conservación de las lenguas étnicas.

En mayo pasado, Otilia Martínez Cruz de 60 años y Gregorio Chaparro Cruz, de 20 años, dos activistas defensores de la ecología, madre e hijo, fueron asesinados a balazos en el poblado El Chapote, municipio de Guadalupe y Calvo, donde han asesinado en los últimos años a una docena de personas que se oponen a la tala clandestina de bosques.

Tres sujetos del grupo conocido como “Los Chorohuis” llegaron al domicilio de los activistas y dispararon contra ellos. Las víctimas murieron fuera del inmueble.

Isidro Baldenegro fue el primer líder asesinado en la zona por el año de 1986, y en 2016, su hijo Isidro Baldenegro López, también murió a manos del crimen organizado.

MAS DE ESTE TEMA