Periodista Lydia Cacho (Foto: Archivo)
Periodista Lydia Cacho (Foto: Archivo)

La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo en Cancún a Miguel Mora Olvera, ex agente de la policía judicial del estado de Quintana Roo, por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho en hechos ocurridos en 2005.

La dependencia dio a conocer esta captura se suma a la de otros tres presuntos responsables de haber actuado en contra de la también escritora y se trata de: José M, ex comandante de la Policía estatal de Puebla, detenido en octubre de 2017 y sentenciado a cinco años y tres meses de cárcel, Alejandro R, quien era policía en activo en la fiscalía poblana cuando fue detenido en 2018.

El tercero es Juan N, quien en diciembre de 2005 ocupaba el cargo de Comandante de la Unidad Especializada en Cumplimiento a Mandamientos Judiciales, de la Procuraduría General de Justicia de Puebla y fue aprehendido en abril de 2019 en el municipio de Ixtapaluca, Estado de México.

Mora Olvera quedó recluido en el Centro de Reinserción Social Cancún, en donde fue puesto a disposición del juez que libró el la orden de aprehensión en su contra.

La orden de aprehensión fue concedida a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de expresión de la FGR que la cumplimentó el martes.

El ex judicial aparece en la lista de ex funcionarios en contra de quienes se libró una orden de aprehensión en abril pasado por la tortura cometida en agravio de Lydia Cacho, cuya casa fue allanada y sus mascotas envenenadas en agosto, motivo por el cual la periodista se fue del país.

Al parecer Mora Olvera se desempeñó como escolta de la entonces fiscal especial en Delitos contra la Mujer del estado, Guadalupe Reyes Pinzón, cuando se intentó detenerlo por primera vez en noviembre del 2018, en Cancún, lo cual fue impedido por la propia funcionaria.

El 16 de diciembre de 2005, Lydia Cacho fue detenida y torturada por elementos de la policía de Puebla y de Quintana Roo, debido a que era acusada por la supuesta comisión de los delitos de difamación y calumnias.

Estos cargos fueron presentados por el empresario textilero Kamel Nacif, conocido como “El Rey de la mezclilla”.

Kamel Nacif, Lydia Cacho y Mario Marín Foto: Especial
Kamel Nacif, Lydia Cacho y Mario Marín Foto: Especial

Nacif es citado en el libro “Los Demonios del Edén” escrito por Cacho como parte de una red de pornografía infantil, encabezada por el pederasta Jean Succar Kuri, condenado a más de 100 años de prisión por ese y otros delitos, y quien fue trasladado en este año a la cárcel de Cancún desde el penal de máxima seguridad de El Altiplano.

Nacif es acusado de confabularse con el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, para “dar un escarmiento” a la periodista, de acuerdo con grabaciones de audio que se hicieron públicos en febrero de 2006.

En vísperas de la Navidad de 2005, la jueza local de Puebla, Rosa Cecilia Pérez, dictó auto de formal prisión en contra Lydia Cacho.

En uno de los audios, se escucha a Marín y Nacif:

-Quiúbole, Kamel.

-Mi gober precioso.

-Mi héroe, chingao.

-No, tú eres el héroe de esta película, papá.

-Pues ya ayer le acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad. Ya le mandé un mensaje a ver cómo nos contesta. Pero es que nos ha estado jode y jode, así que se lleve su coscorrón y que aprendan otros y otras.

Sobre ambos pesa una orden de aprehensión girada en abril pasado por autoridades judiciales y son buscados por la Interpol, que emitió una tarjeta roja internacional para su búsqueda.

EN MÁS DEL TEMA