Las escuelas cerraron por la violencia que azota la región (Foto: Twitter)
Las escuelas cerraron por la violencia que azota la región (Foto: Twitter)

Más de 40 escuelas en el estado de Guerrero han suspendido las clases debido a la violencia que azota a la región. A pesar de que este lunes dió inició el nuevo ciclo escolar, el propio secretario de educación de la entidad, Arturo Salgado Urióstegui, señaló que hay una serie de instituciones en Tierra Caliente que se han visto obligados a cerrar sus puertas por la inseguridad.

El martes, 10 escuelas de la cabecera municipal de Coyuca de Catalán, en Guerrero, suspendieron las clases luego de que la noche anterior se reportara una jornada violenta en el vecindario que incluyó una balacera y un auto al que le prendieron fuego. Los hechos ocurrieron en los barrios El Calvario y La Calera, según reportaron medios locales.

A ellas se suman 32 escuelas que directamente no abrieron el lunes debido a los índices de violencia que se reportan en la periferia del municipio, particularmente en la Sierra. Salgado Urióstegui dijo que eran 18 escuelas de la región las que se estaban viendo afectadas, sin embargo, el conteo de El Sur es mayor. Ellos tienen confirmada que la zona 179 de Coyuca, que incluye las escuelas de Santa Teresa, El Naranjo, Arroyo Grande, San Fernando y la Piedra Parada, se sumaron al paro.

"Esperamos ya, que en unos días podamos restablecer el servicio, hemos hablado con los supervisores, ellos están en la mejor disposición y los maestros están esperando que tengamos las condiciones para que regresen a las aulas", subrayó.

La llegada del cártel a la zona ha disparado los índices de violencia (Foto: Archivo)
La llegada del cártel a la zona ha disparado los índices de violencia (Foto: Archivo)

Su declaración se dio después de que las escuelas avisaran a través de cartulinas colgadas a las afueras del inmueble y a través de redes sociales que los alumnos no iban a tener clases. En total es un bachillerato, una secundaria, cuatro primarias, tres escuelas de nivel preescolar y un colegio privado, los que cerraron en la cabecera del municipio. Según dijeron, la suspensión es por tiempo indefinido.

En Coyuca de Catalán también está la escuela de enfermería perteneciente a la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), la cual aunque aún no comienza su ciclo escolar ya presenta problemas, pues el propio rector de la institución, Javier Saldaña Almazán, informó que 350 estudiantes están sin clases  ante el miedo de lo que ocurre en los alrededores.

Según reportaron los medios locales, llevan 15 días con balaceras constantes entre grupos rivales de la delincuencia organizada.

Los maestros se reunieron a inicio de semana con los padres de familia a fin de informar sobre el posible riesgo que implicaba iniciar clases con los altos niveles de violencia y ante la falta de presencia policial.

Violencia en Guerrero

La disputa entre cárteles ha provocado que dos poblados instauraran toque de queda (Foto: Especial)
La disputa entre cárteles ha provocado que dos poblados instauraran toque de queda (Foto: Especial)

Apenas este inicio de semana se reportaron las últimas balaceras de Guerrero, un estado en el que la violencia no da tregua. Con una población de 41,975 personas, el municipio de Coyuca de Catalán se ha convertido en foco de tensión entre el Cártel de Jalisco Nueva Generación y la Familia Michoacana.

De acuerdo con el semanario Proceso que consultó a diversas fuentes, el grupo de José Pineda y su lugarteniente "El Zarco", considerados como un remanente de Los Caballeros Templarios y afincados en Pungarabato, Zirándaro y Coyuca de Catalán, pactaron una alianza con La Familia Michoacana de Arcelia para apoyar a "El Abuelo" de Tepalcatepec (MIchoacán) y enfrentar el embate del CJNG que pretende tomar el corredor de la Tierra Caliente de Guerrero.

Como consecuencia de este enfrentamiento, hay un toque de queda en los municipios de Ciudad Altamirano y Coyuca.