El cártel narco que practicaba el canibalismo como ritual de iniciación y que sembró el pánico en Michoacán

El cártel de Los Caballeros Templarios surgió en 2011 en Michoacán (Foto: Archivo)
El cártel de Los Caballeros Templarios surgió en 2011 en Michoacán (Foto: Archivo)

La historia del narco en México está llena de páginas violentas que relatan las torturas y crueles ajustes de cuentas entre los distintos cárteles, pero un lugar aparte lo ocupan las creencias de los integrantes de las distintas organizaciones criminales, quienes con el objetivo de obtener protección o no caer en manos del enemigo se encomiendan a figuras que van desde San Judas Tadeo hasta la Santa Muerte.

Dentro de este capítulo de las creencias y rituales, los Caballeros Templarios ocupan un lugar que revela la extrema crueldad con la que actúan los cárteles mexicanos. El canibalismo formaba parte de sus ritos de iniciación, aunque también es cierto que dentro de Los Zetas se realizaba esta práctica, el comer órganos de niños no estaba en sus rituales cotidianos.

Los Caballeros Templarios surgieron en Michoacán en 2011, luego de que la guerra contra el narco emprendida en 2006 por el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa logrará fraccionar a La Familia Michoacana, otra organización criminal que en los años previos había sembrado terror entre la población.

La figura que, supuestamente, representa a Nazario Moreno, personificado como santo (Foto: archivo)
La figura que, supuestamente, representa a Nazario Moreno, personificado como santo (Foto: archivo)

Su nombre parece hacer referencia a la orden religiosa y militar fundada en Jerusalén para proteger a los peregrinos en los lugares santos durante la Primera Cruzada.

Uno de sus fundadores, Nazario Moreno González "El Chayo" se consideraba un predicador. Escribió un libro con su "filosofía" llamado "Pensamientos", que se repartió como Biblia entre sus sicarios y traficantes, obligados a seguir los preceptos de su líder.

Según la agencia AP, el contenido es su Biblia se basa en las enseñanzas del evangelista estadounidense John Eldredge.

Además de "El Chayo", otros de los fundadores fueron Enrique Plancarte "El Kike Plancarte", Servando Gómez Martínez "La Tuta" y José Antonio Gonzáles "El Pepe".

El poder del fuego y la fe de los Caballeros Templarios (Foto: archivo)
El poder del fuego y la fe de los Caballeros Templarios (Foto: archivo)

Las primeras ejecuciones atribuidas a Los Caballeros Templarios fueron dos hombres colgados por el cuello, en dos puentes, a los que pusieron carteles que decían: "lo matamos por ladrón y secuestrador. Atentamente, Los Caballeros Templarios".

En marzo de 2014 el entonces comisionado federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral en Michoacán, Alfredo Castillo, aseguró que "El Chayo" obligaba a los reclutados del cártel mexicano a comer órganos humanos en un ritual de ingreso.

"Como un proceso de iniciación, también usaban los órganos, en este caso el corazón. Obligaban a las personas en este proceso de iniciación a comérselo", declaró en una entrevista con MVS Radio.
"Hay declaraciones de personas que dicen que ellos llegaron a estar presentes cuando Nazario Moreno llegó a decirles a personas que estaban ahí, por iniciación o como ritual: 'Ahora vamos a comer el corazón de una persona'", expuso el ex funcionario federal.

"Lo que sí es, como hecho tal cual: estamos hablando de niños a los que se estaban extrayendo los órganos y ya será una cuestión técnica ver si hablamos de sustracción, de tráfico, de privación ilegal con agravante de causar la muerte a la persona", explicó.

La historia cuenta que Nazario Moreno murió muchas veces (Imagen: archivo)
La historia cuenta que Nazario Moreno murió muchas veces (Imagen: archivo)

El cártel contaba con un libro al que llamaba "El Código de los Caballeros Templarios", al que la agencia de noticias AP tuvo acceso en 2011, poco después de que surgiera la organización criminal.

El cuadernillo de 22 páginas, ilustrado con caballeros empuñando lancetas y cruces, reveló que entre los planes del cártel estaba iniciar "una batalla ideológica que nos reta para la defensa de valores que sostiene una sociedad basada en la ética y construida a través de siglos".

Lee: Hipólito Mora: en Michoacán "estamos peor que cuando empezó la guerra contra el narco"

Los templarios trataron de difundir sus enseñanzas entre el público con coloridos afiches, banderines, emblemas e, incluso, túnicas medievales. Su código señala que los "miembros de la orden deben luchar contra el materialismo, la injusticia y la tiranía en el mundo.

En otro punto agrega que "la Orden fomenta el patriotismo, expresando en el orgullo hacia la propia tierra". Añade que quien los traicione será castigado con la pena capital "y, además, se le decomisarán sus propiedades, sus familiares correrán la misma suerte. También "prohíbe abusar de la inocencia de mujeres castas y menores de edad, utilizando el engaño o el poder para seducirlas".

Las muertes de Nazario Moreno

Nazario Moreno, “El Chayo”, murió por última vez el 9 de marzo de 2014 (Foto: archivo)
Nazario Moreno, “El Chayo”, murió por última vez el 9 de marzo de 2014 (Foto: archivo)

El misticismo alrededor de "El Chayo", creció a tal grado que sus seguidores lo consideraron "santo" después de haber fallecido, incluso, mandaron fabricar figuras de porcelana y estampitas en la que personificaban a Nazario Moreno, también conocido como "el más loco", como un objeto de adoración.

"El más loco" ha muerto muchas veces, según se asegura en Michoacán. La primera a los 7 años cuando mientras jugaba en un río, se resbaló, cayó en el agua y se golpeó la cabeza con una piedra.

Lee: Las escalofriantes similitudes entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Estado Islámico

La historia señala que lo sacaron del agua morado, inconsciente y un poco inflado, pero mientras le aplicaban técnicas de resucitación y su madre rezaba, despertó vomitando agua, entonces, su mamá consideró que había nacido "favorito de Dios".

Servando Gómez, otro de los líderes de los Caballeros Templarios (Foto: archivo)
Servando Gómez, otro de los líderes de los Caballeros Templarios (Foto: archivo)

La segunda vez ocurrió durante un partido de fútbol donde le rompieron la cabeza. Después de la fractura le colocaron una placa en la cabeza, y, a partir de entonce, según la historia, empezó a escuchar voces que según él eran divinas.

En 2010, cuando todavía formaba parte de La Familia Michoacana, el gobierno aseguró que había muerto durante un enfrentamiento con fuerzas federales, pero la verdad es que estaba escondido, tiempo durante el cual aseguran que se dedicó a recorrer la sierra de Michoacán vestido con una túnica y montado en un caballo blanco, creyendo que era un predicador.

Lee: Los santos del narco: a quiénes le rezan los capos y los rangos bajos de los cárteles mexicanos

La última y, según afirma, definitiva muerte de Nazario Moreno ocurrió el 9 de marzo de 2014 luego de un enfrentamiento con marinos y militares, esta vez, las autoridades pudieron recuperar el cuerpo para realizar las prácticas que confirmaran su fallecimiento.

Al igual que "El Chayo", los líderes de los templarios fueron abatidos o detenidos.

MAS NOTICIAS