Los jóvenes marcharon para exigir al presidente que cumpla su promesa de eliminar los exámentes de admisión. (Foto: Cuartoscuro)
Los jóvenes marcharon para exigir al presidente que cumpla su promesa de eliminar los exámentes de admisión. (Foto: Cuartoscuro)

Uno de los procesos más estresantes para los jóvenes mexicanos es el de realizar exámenes de admisión para tener estudios de educación media superior y superior. Para algunos, los resultados son satisfactorios y lo celebran, para quienes no logran obtener un lugar en la escuela de sus sueños, la alternativa en los últimos años ha sido marchar y protestar.

Así sucedió con los jóvenes excluidos de preparatorias y universidades en el proceso de selección 2019, quienes con una antorchada la noche del jueves reclamaron al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no ha cumplido sus promesas de campaña sobre eliminar los exámenes de admisión a la educación superior.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, alrededor de 200 jóvenes marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo, lugar en donde instalaron un campamento para exigir acceso igualitario a la educación superior.

En un posicionamiento, los integrantes del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior mencionaron que "desde antes de su campaña como candidato, el actual presidente aseguró que su gobierno mejoraría la educación y que, incluso, eliminaría los exámenes de ingreso a las universidades; sin embargo, hoy nos encontramos ante la indiferencia de funcionarios que se niegan a dialogar con la juventud".

En 2018, jóvenes estudiantes e integrantes del Movimiento de aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES), también realizaron una marcha por no ser admitidos después de los exámenes de admisión de las casas de estudio del IPN y UNAM. (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)
En 2018, jóvenes estudiantes e integrantes del Movimiento de aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES), también realizaron una marcha por no ser admitidos después de los exámenes de admisión de las casas de estudio del IPN y UNAM. (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)

Los muchachos, de acuerdo con el periódico El Universal, pedían que el presidente los recibiera y que las autoridades educativas volvieran a tener diálogos con ellos, como lo hicieron administraciones pasadas, con el fin de que algunos integrantes del contingente ingresaran a universidades públicas.

Y es que según ellos, el gobierno federal los ha ignorado bajo el argumento de que se han realizado cambios y se les dará educación gracias al proyecto de las 100 escuelas universitarias Benito Juárez, el Instituto de Educación Superior Rosario Castellanos, así como el programa Cero Rechazados, que abriría 51 mil lugares en universidades tecnológicas.

Al respecto, la postura de los jóvenes es contundente: "Aunque esas escuelas puedan ser opciones para algunos, no alcanzan a cubrir la enorme demanda de más de 250 mil jóvenes. Además, pretender que con estas condiciones no haya rechazados es una afirmación mediática, copia de los que hicieron administraciones pasadas con becas en escuelas privadas y tecnológicos".

En el recorrido, protestaron pues las propuestas del gobierno son "centros de adiestramiento" y lo que ellos buscan es ser parte de la experiencia universitaria y no solamente preparase para un trabajo. Quieren estudiar lo que les gusta y no carreras impuestas.

En el recorrido protestaron porque las propuestas del gobierno son “centros de adiestramiento” y lo que ellos buscan es ser parte de la experiencia universitaria. (Foto: Cuartoscuro)
En el recorrido protestaron porque las propuestas del gobierno son “centros de adiestramiento” y lo que ellos buscan es ser parte de la experiencia universitaria. (Foto: Cuartoscuro)

También gritaron consignas referentes al Artículo tercero de la Constitución, que hace referencia a la educación gratuita para toda la nación, exigieron universidad pública para todos e incluso realizaron un conteo para recordar a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

La relación entre la Educación Superior y AMLO

A inicios de junio de 2018, un mes antes de las elecciones presidenciales, el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador se comprometió a que la educación superior sería gratuita para todo aquel que quisiera acceder a ella y también que cancelaría el examen de admisión a las universidades.

"Se va a acabar el examen de admisión en el novel superior… La educación es un derecho del pueblo", prometió frente a aproximadamente 18 mil personas en un acto de campaña en Xalapa, Veracruz.

Ya durante su administración, el mandatario afirmó que establecería acuerdos con universidades públicas para aumentar el número de estudiantes de medicina, pues aseguró que en México existe un déficit de médicos en el sector salud.

"Se dedicaron a rechazar a jóvenes que querían ingresar a universidades con el pretexto de que no pasaban el examen de admisión. En el caso de medicina fue a 'tablaraza', si presentaban mil, ingresaban cuando mucho 100. Al final, después de 36 años de esa política nos quedamos sin médicos", dijo en su conferencia matutina.