Las ayudas económicas estaban destinadas a compensar a pescadores del área del Alto Golfo de California, a los que se les había limitado parcialmente su actividad en el hábitat de la vaquita marina (Foto: archivo)
Las ayudas económicas estaban destinadas a compensar a pescadores del área del Alto Golfo de California, a los que se les había limitado parcialmente su actividad en el hábitat de la vaquita marina (Foto: archivo)

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló irregularidades en las compensaciones económicas otorgadas para proteger la conservación de la vaquita marina, una especie de la que quedan aproximadamente 15 ejemplares.

Los subsidios se entregaban a través del Programa de Recuperación y Repoblación de Especies en Riesgo (Procer) con la finalidad de ayudar económicamente a pescadores del Alto Golfo de California, a los que se les había limitado parcialmente la pesca en el hábitat de la vaquita por hallarse en peligro crítico de extinción.

Sin embargo, al auditar estas compensaciones se descubrió que se repartieron recursos a personas fallecidas, a pescadores que no habitan en el área y a individuos sin permisos de pesca.

Irregularidades reveladas

Los expertos denunciaron que la vaquita continúa padeciendo los efectos devastadores de la pesca ilegal (Foto: Archivo)
Los expertos denunciaron que la vaquita continúa padeciendo los efectos devastadores de la pesca ilegal (Foto: Archivo)

En su informe de resultados, la ASF denunció, después de fiscalizar la cuenta pública, que se otorgó una cuantía total de 220.000 pesos a pescadores que ya habían fallecido o se habían dado de baja.

También se entregaron 96.000 pesos a un pescador que no residía en la zona a la que se circunscribe la ayuda. Para acceder al subsidio es requisito que el postulante pertenezca a las localidades de San Felipe, Baja California o el Golfo de Santa Clara, Sonora.

Además se encontró que se destinó un total de 2.436.000 pesos a beneficiarios que no cumplían los permisos de pesca vigentes, y 744.000 pesos a pescadores que no facilitaron informes bimestrales o documentación que acreditara el domicilio.

Por último, la auditoría destapó en su informe pagos duplicados a pescadores regularizados por un total de 3.732.000 pesos.

"Este apoyo millonario ha sido mal utilizado a través de políticas asistencialistas no transparentes, para la compra de poder dentro de un ambiente que da pie a la corrupción, en donde se permite el acaparamiento de cifras millonarias por pocas personas, mientras que los trabajadores del mar, es decir, los que realmente salen a pescar se ven poco o nada beneficiados" dijo Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica.

Quedan alrededor de 15 ejemplares de esta especie, el mamífero marino en mayor riesgo de extinción (Foto: especial)
Quedan alrededor de 15 ejemplares de esta especie, el mamífero marino en mayor riesgo de extinción (Foto: especial)

El biólogo marino denunció además que mientras se destapan irregularidades en la administración de los recursos, la vaquita marina sigue padeciendo las consecuencias de las redes de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).

"La vaquita sigue sufriendo debido a la pesca ilegal, que mermó su población a alrededor de los 15 ejemplares. Y el hecho de no transparentar los recursos y utilizarlos como políticas asistencialistas en vez de incentivos a los pescadores que demuestren buenas prácticas, empeora la situación" reclamó el experto.

La vaquita es la marsopa más pequeña y amenazada del mundo, y se tiene datos de que sólo vive en el Golfo de California en México, también conocido como Mar de Cortés.

Su desarrollo se ve amenazado por las redes ilegales utilizadas para capturar totoaba, un pez endémico del Golfo de California que se vende a precios elevados en China, donde se considera un manjar.

Las vaquitas se enredan en estas redes agalleras para totoabas, y quedan atrapadas allí hasta que se ahogan y se mueren. Este el motivo principal de que su población haya disminuido de 30 ejemplares a 15 en menos de un año.

Alejandro Olivera también se refirió a los recursos que entrega la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, que en su opinión, deben encaminarse a reconvertir las artes de pesca para que no dañen a la vaquita, así como a modificar el ordenamiento pesquero y a "impulsar instrumentos de conservación que beneficien a la pesca".

Qué es el Procer

El Procer impulsó las ayudas a los pescadores con el objetivo de impulsar el desarrollo de la vaquita, pero se cometieron presuntas irregularidades en la concesión de los recursos (Foto: Archivo)
El Procer impulsó las ayudas a los pescadores con el objetivo de impulsar el desarrollo de la vaquita, pero se cometieron presuntas irregularidades en la concesión de los recursos (Foto: Archivo)

El Programa de Recuperación y Repoblación de Especies en Riesgo (Procer) está a cargo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Este organismo gubernamental tiene tres ejes de acción principales: la conservación de especies en riesgo de extinción, la preservación del maíz criollo y la compensación social por la suspensión temporal de pesca, para impulsar el desarrollo de la vaquita marina.

En el ejercicio fiscal 2017 se promovieron ayudas económicas enfocadas a este último cometido, motivo por el que se concedieron a pescadores involucrados en la cadena productiva de la pesca los recursos en los que se observó deficiencias.