La controvesia salió a la luz este lunes, luego de que la Profeco publicara su estudio (Foto: Getty Images)
La controvesia salió a la luz este lunes, luego de que la Profeco publicara su estudio (Foto: Getty Images)

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó este lunes que 18 marcas de latas de atún que se venden en el país contienen hasta un 62% de soya, sin que esto se le informe al consumidor con claridad.

A través de un comunicado de prensa, la entidad informó que de 57  presentaciones analizadas, más de una docena contenía esta semilla. Y destacó que el caso más grave fue el del  atún aleta amarilla con proteína de soya en agua y aceite, marca Aurrerá, en el cual se encontró un 62% de soya en masa drenada.

La investigación se llevó a cabo del 5 de octubre al 14 de diciembre de 2018 por el Laboratorio Nacional de Protección. Se aplicaron 3.021 pruebas, a 57 presentaciones de distintas marcas de atún envasado, de las cuales 17 son de presentación compacto o sólido, 15 en trozo, 14 en hojuela, 10 desmenuzados y una marca no indica la presentación.

Para evaluar su calidad, la Profeco determinó la información comercial, contenido neto, masa drenada, contenido de soya, medio de cobertura y proteína.

Entre los resultados obtenidos, se resalta que en 18 presentaciones se encontraron contenidos de soya, en un porcentaje que va del 1%  al 62%, sin que se precise al consumidor dicha cantidad.

El gran porcentaje de soya que algunas de las firmas manejan han hecho que la dependencia advierta que "el consumidor no está adquiriendo atún, sino soya con atún".

El estudio también encontró que 3 productos contienen menos masa drenada mientras que otras 3 marcas contienen menos contenido neto del que dicen tener, incumpliendo con las reglas de presentación de los productos preenvasados.

De los productos evaluados, en 7 casos se encontró que incumplen con la presentación ofrecida, faltando a la norma que refiere a la información comercial y sanitaria para productos de atún.

Tras los resultados obtenidos, la Profeco recomendó al consumidor, que al momento de comprar atún envasado lea la etiqueta y revise los ingredientes en la etiqueta para identificar si el producto contiene soya.

Además recordó la importancia de verificar la fecha de caducidad y no consumir envases con cualquier alteración y textura desagradable.

El atún es uno de los alimentos más consumido por los mexicanos (Foto: Getty Images)
El atún es uno de los alimentos más consumido por los mexicanos (Foto: Getty Images)

El atún es uno de los alimentos más consumidos por los mexicanos, debido a su bajo costo y fácil preparación. Su aporte nutricional lo hace importante, pues al igual que otros productos marinos, es una rica fuente de proteína.

La Norma Oficial Mexicana 084 (NOM-084-SDFI-1994) establece las especificaciones de información comercial y sanitaria para atún y bonita. De acuerdo con esta norma, para su envase se permiten cantidades de hasta el 2% en peso de otros constituyentes diferentes al atún.

Debido a este permiso, algunas latas comerciales contienen soya añadida, la cual se utiliza con el fin de brindar textura al producto. No obstante, se especifica que ningún producto debe sobrepasar ese 2% en el peso, pues así se garantiza que la proteína animal no se vea desplazada por la vegetal.

No obstante lo anterior, al consumidor solo se le notifica sobre la presencia de este vegetal, y no la cantidad con la que el envase cuenta.