La cadena tuvo que bajar los precios de algunos de sus productos (Foto: archivo)
La cadena tuvo que bajar los precios de algunos de sus productos (Foto: archivo)

La llegada de nuevas cadenas de hamburguesas a México, el surgimiento de pequeños negocios y el comercio ambulante  impactaron en los negocios de Burguer King en el país, que además de cerrar sucursales tuvo que abaratar algunos de sus productos, lo que afectó su rentabilidad.

En los últimos nueve meses, la cadena cerró en México 23 sucursales, de 452 con las que contaba al cierre de 2017, ahora conserva sólo 429.

"Cuando entras a una guerra de precios, entras a que tenga un precio más bajo y eso te lleva a una hamburguesa que no es la mejor… Al existir tantas opciones de comida, el cliente empieza a dejar la categoría", comentó a Forbes México Renzo Casillo, director general de Alsea.

De acuerdo con la publicación, mientras la empresa en México cerró sucursales, en otros países de América Latina expandió su negocio, por ejemplo, en Argentina abrió ocho establecimientos, en Chile inauguró cuatro y en Colombia sumó seis.

La mayor parte del mercado de hamburguesas en México se divide entre Burguer King y McDonald’s (Foto: Archivo)
La mayor parte del mercado de hamburguesas en México se divide entre Burguer King y McDonald’s (Foto: Archivo)

"El cierre de unidades fue parte del proceso de rentabilización… ahora estamos trabajando de la mano con la corporación de Burger King para ejercer programas que sigan contribuyendo a la venta, la marca está creciendo a ventas mismas tiendas casi doble dígito en el mes, está aumentando en transacciones y en ticket, lo cual es muy bueno", comentó Casillo al reportero Fernando Celis.

Según la publicación, para mejorar la marca y recuperar la rentabilidad, la empresa también se ha enfocado en una estrategia de comunicación y mercadotecnia enfocada en experiencias con productos de mejor calidad y que puedan tener ingredientes adicionales.

"A pesar de que ha mejorado, la marca sigue estando abajo del nivel de inversión que tenemos en comparación con otras marcas, hasta que lleguemos ahí revaluaremos el plan de sumar más unidades bajo Alsea", agregó Renzo Casillo.

Entre los nuevos jugadores en el mercado de hamburguesas está la cadena estadounidense Shake Shack, que en octubre de 2018 anunció su proyecto para abrir sucursales en Ciudad de México en asociación con la cadena de restaurantes Toks, subsidiaria de Grupo Gigante.

Ofrecer alternativas más sanas se ha convertido en el reto para las cadenas de comida rápida (Getty Images)
Ofrecer alternativas más sanas se ha convertido en el reto para las cadenas de comida rápida (Getty Images)

Incluso, el comercio informal afectó las ventas de la franquicia. En el país le disputa el mercado a McDonald's, que en 2017 también cerró sucursales. Las dos cadenas han tenido que realizar cambios parar adaptar su oferta a un estilo de comer más sano y natural.

En 2018, Alsea dejó de ser el dueño de los derechos para desarrollar la marca Burger King en el tierra azteca, no obstante, seguirá operando 181 restaurantes (unidades corporativas), que se suman a otras 248 subfranquicias.