Las luces en el cielo que sorprendieron a los mexicanos en medio de la noche

Unos destellos extraños fueron vistos en la Ciudad de México el pasado domingo, y sorprendieron a los capitalinos, quienes recordaron las luces que aparecieron entre las nubes y el cielo durante el terremoto del 7 de septiembre del 2017.

Eran las 21:00 horas cuando varios destellos de gran intensidad fueron vistos desde varios puntos de la capital del país como la colonia Roma, la colonia Narvarte y hasta la alcaldía Benito Juárez.

Los espectadores grabaron el acto y lo subieron a redes sociales ante el temor de que fuera un presagio de un terremoto como el ocurrido en septiembre de hace dos años de 8.2 grados y que causó grandes daños en Chiapas y Oaxaca.

Muchos usuarios de Twitter indicaron que era el apocalipsis o que este evento también había ocurrido en Nueva York, Estados Unidos, lo que les parecía sospechoso.

Unos destellos extraños fueron vistos en la Ciudad de México el pasado domingo (Captura de pantalla)
Unos destellos extraños fueron vistos en la Ciudad de México el pasado domingo (Captura de pantalla)

Pero fue ayer cuando ante la sorpresa y miedo de los tuiteros el Departamento de sismología y vulcanismo del Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C. (SIMMSA) aclaró el asunto y explicó que el evento del domingo no tenía relación con un sismo de ninguna magnitud.

Explicó que los destellos que se vieron fueron provocados por la explosión en cadena de una serie de transformadores ubicados en Eje 3 y Eje Central Lázaro Cárdenas, en la colonia Doctores.

El SIMMSA indicó que estas estructuras estaban colocados en los postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la alcaldía de Cuauhtémoc, por lo que no corresponde a precursores sísmicos.

LA CFE no hizo ningún pronunciamiento al respecto.

“Las luces de terremoto”, el recuerdo del 7-S

La madrugada del jueves 7 de septiembre del 2017 un terremoto de 8.2 grados sacudió a los mexicanos, quienes asustados salimos de nuestras casas ante el temor de la caída de los inmuebles.

El movimiento telúrico con epicentro en Tonalá, Chiapas, causó varios daños en el estado chiapaneco y en Oaxaca, pero también pudo percibirse en la Ciudad de México, donde se vieron varios destellos y luces entre las nubes y el cielo que alarmaron más a los que ya habían desalojado las viviendas y edificios.

Estas luces, según los usuarios de redes sociales, eran parecidas a las auroras boreales, pero la explicación es muy distinta a la del pasado domingo.

La Universidad Rutgers, en Estados Unidos, informó que estos destellos lumínicos fueron causados por el movimiento del suelo cerca de las fallas geológicas, lo que provocó una carga eléctrica y las "luces de terremoto", las cuales han sido documentadas desde 1600 por la Asociación Sismológica de Estados Unidos.