Murió la actriz Angela Lansbury, conocida por la serie “La reportera del crimen”

La estrella de la pantalla chica y Broadway falleció a los 96 años, confirmó su familia en un comunicado

Guardar

Nuevo

Murió la actriz Angela Lansbury a los 96 años
Murió la actriz Angela Lansbury a los 96 años

Angela Lansbury, la actriz nacida en Londres que durante siete décadas fue una máxima estrella del teatro y la televisión, falleció a los 96 años.

“Los hijos de Dame Angela Lansbury están tristes de anunciar que su madre murió pacíficamente mientras dormía en su casa de Los Ángeles a la 1:30 a. m. de hoy, martes 11 de octubre de 2022, solo cinco días antes de cumplir 97 años”, dijo su familia dice en un comunicado.

“Además de sus tres hijos, Anthony, Deirdre y David, le sobreviven tres nietos, Peter, Katherine e Ian, más cinco bisnietos y su hermano, el productor Edgar Lansbury”, agrega el comunicado. “Su esposo de 53 años, Peter Shaw, la precedió en la muerte. Se llevará a cabo una ceremonia familiar privada en una fecha por determinar”.

Nacida como Angela Brigid Lansbury, la voz de la Sra. Potts en la película animada de Disney, “La Bella y la Bestia” y protagonista principal en el musical “Mame” era hija de la actriz nacida en Belfast, Moyna MacGill, y su segundo marido, Edgar Lansbury, un comerciante de madera. “Una verdadera belleza irlandesa” es como Lansbury describió a su madre.

El Coro de Hombres Gay de Nueva York, en un tributo a Angela Lansbury, canta "Mame" mientras Lansbury gana el premio Tony a la trayectoria en la 75ª Entrega Anual de los Premios Tony en la ciudad de Nueva York, el 12 de junio de 2022 (Reuters)
El Coro de Hombres Gay de Nueva York, en un tributo a Angela Lansbury, canta "Mame" mientras Lansbury gana el premio Tony a la trayectoria en la 75ª Entrega Anual de los Premios Tony en la ciudad de Nueva York, el 12 de junio de 2022 (Reuters)

La actriz interpretó 12 años a la intrépida novelista Jessica Fletcher en “Murder, She Wrote” (La reportera del crimen) de CBS.

Ansiosa por dirigir el futuro de su hija, Moyna llevó a la joven Angela a obras de teatro en el Old Vic de Londres y la inscribió en una escuela de artes y danza, hasta que la familia, Angela y sus hermanos gemelos menores (de cinco años), Edgar y Bruce, quienes más tarde se convirtieron en productores exitosos y en una media hermana, se encontraron casi arruinados cuando su padre Edgar murió en 1934. Angela tenía 9 años.

La guerra solo agravó la situación de la familia, por lo que en 1940 los Lansbury se mudaron a Nueva York, donde Moyna reinició su carrera como actriz y se fue de gira mientras Angela cuidaba a sus hermanos. Tras mudar a su prole a Los Ángeles y ahora trabajando en una tienda, Moyna ayudó a que su hija hiciera una prueba de pantalla en MGM, lo que catapultó a la joven de 17 años a su debut cinematográfico nominada al Oscar por “Gaslight”.

El año siguiente tuvo otra nominación al Oscar, esta vez por el papel de la cantante Sibyl Vane en “The Picture of Dorian Gray” de MGM.

“Era una mujer joven que buscaba glamour y atención, y realmente no lo conseguí”, dijo Lansbury a a People. “Entonces, ¿qué hice? Me casé a los 19″.

Se casó con Richard Cromwell, que resultó ser gay, algo que Lansbury no supo hasta que se separaron nueve meses después. “Mi primer gran, gran romance. Fue una tragedia terrible”, dijo, y agregó que los dos siguieron siendo amigos hasta su muerte por cáncer en 1960.

Poco después del divorcio, conoció a Peter Shaw, un actor británico que más tarde se convertiría en un destacado agente de Hollywood. Se casaron en Londres en 1949.

Siguieron papeles en películas, televisión en vivo y Broadway, incluido el papel de la madre de Elvis Presley en el éxito de 1961, “Blue Hawaii”, a pesar de que Lansbury era apenas 10 años mayor que Elvis. Luego su papel en “The Manchurian Candidate” de 1962 estableció la reputación de Lansbury como actriz de carácter, y le valió una tercera nominación a Oscar.

Ganó cinco premios Tony. En 2013, la Academia de Hollywood le entregó un Oscar honorífico por su prolifera carrera.

Angela Lansbury (REUTERS/Mario Anzuoni)
Angela Lansbury (REUTERS/Mario Anzuoni)

La actriz también paso malos momentos cuando sus hijos Anthony (nacido en 1952) y Deirdre (en 1953) consumían drogas duras. La familia se mudó en 1971 al condado de Cork, Irlanda, el cual, dijo Lansbury, “era uno de los últimos lugares en la tierra que estaba bastante libre de drogas”.

Viajando entre Irlanda, Londres y Nueva York durante la siguiente década hasta que los niños estuvieron sobrios, Lansbury se recuperó profesionalmente en 1978, cuando creó el papel icónico de la Sra. Lovett, en la ópera musical de Broadway de Stephen Sondheim, “Sweeney Todd”.

El camino de Lansbury quedó sellado por el papel por el que probablemente será mejor recordada y ciertamente más querida por “Murder, She Wrote” que puso a Lansbury al frente de 256 episodios, lo que le valió 12 impresionantes nominaciones al Emmy, aunque, extrañamente, nunca ganó.

También recibió un premio Screen Actors Guild Life Achievement Award en 1996, una American National Medal of the Arts en 1997, un Kennedy Center Honor en 2000 y, una reconocimiento en el Castillo de Windsor por la reina Isabel.

Lansbury recibió el premio Tony a la trayectoria en el teatro en junio, lo que marca su sexto premio Tony en general.

Angela Lansbury posa en un teatro (REUTERS/Stefan Wermuth)
Angela Lansbury posa en un teatro (REUTERS/Stefan Wermuth)

La leyenda de Broadway ganó cuatro premios Tony entre el momento en que apareció como Mame Dennis en “Mame and Mrs. Lovett” de 1966 y en” Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street” de 1979. Luego ganó un quinto Tony por “Blithe Spirit “de 2009, su primer Tony por su actuación en una obra de teatro.

“Ha sido una vida excepcional, especialmente para mí”, dijo Lansbury a sus compañeros cuando recibió el honor SAG. “Y la gran noticia es, chicas, las oportunidades están ahí fuera para nosotras de todas las edades. Quiero decir, miren algunos de los trabajos exquisitos de las mujeres en el cine de hoy. Me siento absolutamente motivada para seguir adelante y emprender una nueva carrera”.

A sus 92 años, la actriz aún no tenía planes de bajar el ritmo. Después de protagonizar la miniserie “Mujercitas” de PBS, donde trabajó con Vanessa Caswill, la primera directora con la que colaboró en sus 80 años de carrera, se le preguntó a Lansbury si el programa sería su acto final. “Bueno, no diría que es mi canto del cisne. No es lo último que haré. Ya estoy haciendo otras cosas”, dijo Lansbury, quien apareció en “Mary Poppins Returns” de 2018.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo