Hija de Stan Lee reveló los planes de su padre. (Foto: Instagram therealjclee)
Hija de Stan Lee reveló los planes de su padre. (Foto: Instagram therealjclee)

La muerte de Stan Lee no detendrá a su hija, Joan Celia Lee (J. C. Lee), para seguir con el proyecto en el que trabajaban juntos: un nuevo superhéroe. 

En entrevista con "TMZ Live" en Estados Unidos, la heredera del legendario cocreador de Marvel Comics habló del personaje inédito que preparaban. Se llamará "Dirt Man".

Hasta su último fin de semana con vida, el guionista ayudó a su hija a desarrollar el superhéroe que había creado. No quiso revelar los poderes de "Dirt Man", pero seguramente pronto será conocido a través de cómics y en la pantalla grande.

Stan Lee quería proteger a su hija para que no quedara en la ruina.
Stan Lee quería proteger a su hija para que no quedara en la ruina.

La muerte de un legendario creador de personajes famosos como "Iron Man", "Spider Man" y "Thor" implica una herencia millonaria, y los problemas ya comenzaban a vislumbrarse desde el año pasado.

De acuerdo a Hollywood Reporter, el desastre comenzó en 2017 con la muerte de su esposa, Joan Boocok Lee, quien gestionaba la fortuna valorada entre 50 y 70 millones de dólares.

El matrimonio creó un fideicomiso para controlar los gastos excesivos de su hija J. C., quien entre llantos histéricos les exigía de 20.000 a 40.000 dólares mensuales. Con su esposa muerta, y pese a las insistentes peticiones de su hija, Stan se negó a dejarle propiedades a su nombre.

Lee temía que a su muerte J. C. se quedara sin dinero bajo la influencia negativa de tres amigos y su costumbre de gastar miles de dólares sin control.

Aún falta tiempo para que se abra el testamento y se confirme si la hija de Stan Lee heredará la fortuna que tanto ansía o si tendrá que lidiar con un control de gastos por órdenes de su fallecido padre.

Los últimos años de Stan Lee, ya viudo, no fueron sencillos, pues enfrentó numerosos escándalos familiares e, incluso, fue acusado de abuso sexual. La empresa que le brindaba servicios de enfermería en su mansión de USD 20 millones en Los Ángeles dejó de hacerlo porque "todas y cada una de sus enfermeras" denunciaron haber sufrido manoseo o solicitudes de sexo oral.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: