La Justicia de EEUU acusó formalmente al atacante de Salman Rushdie por intento de asesinato y agresión: “Quedó en prisión preventiva sin fianza”

La fiscalía presentó los cargos contra Hadi Matar, de 24 años, que acuchilló al autor británico 15 veces en la cabeza y el cuerpo en un evento literario en el estado de Nueva York

Esta imagen de vídeo muestra a Hadi Matar, de 24 años, de Fairview, Nueva Jersey, a la izquierda, siendo escoltado fuera del escenario tras atacar a Salman Rushdie, que permanece tendido en el centro a la derecha, en la Institución Chautauqua, en Chautauqua, Nueva York, el viernes 12 de agosto de 2022.  (AP Photo)
Esta imagen de vídeo muestra a Hadi Matar, de 24 años, de Fairview, Nueva Jersey, a la izquierda, siendo escoltado fuera del escenario tras atacar a Salman Rushdie, que permanece tendido en el centro a la derecha, en la Institución Chautauqua, en Chautauqua, Nueva York, el viernes 12 de agosto de 2022. (AP Photo)

Hadi Matar, de 24 años, de Fairview (Nueva Jersey), ha sido acusado de intento de asesinato después de que saltara al escenario y acuchillara a Salman Rushdie 15 veces en la cabeza y el cuerpo. El hombre sospechoso de haber atacado al novelista Salman Rushdie el último viernes también enfrenta cargos por agresión, según informó la fiscalía el sábado.

“El individuo responsable del ataque de ayer, Hadi Mattar, ha sido acusado formalmente de intento de asesinato en segundo grado y de agresión en segundo grado”, afirmó el fiscal del condado de Chautauqua, Jason Schmidt.

Salman Rushdie

“Anoche fue acusado de estos cargos y quedó en prisión preventiva sin fianza”, agregó el comunicado.

Rushdie fue apuñalado en el cuello y el abdomen, señaló la policía. Varios asistentes al evento se abalanzaron sobre el agresor antes de que lo detuviera un policía presente en el lugar.

Un doctor administró primeros auxilios al escritor antes de que llegaran los servicios de emergencia.

El entrevistador Ralph Henry Reese, de 73 años, que estaba en el escenario junto al escritor sufrió una herida en la cara, pero fue dado de alta del hospital.

Luego del ataque, ocurrido poco antes de las 11H00 locales (15H00 GMT), Rushdie fue trasladado en helicóptero a un hospital en donde fue sometido a una cirugía de emergencia.

El escritor británico, que pasó años escondido luego que una fatwa iraní ordenó asesinarlo, está conectado a un respirador artificial y podría perder un ojo tras ser apuñalado el viernes en un evento literario en el estado de Nueva York.

El traslado de Salman Rushdie

“Las noticias no son buenas”, declaró su agente, Andrew Wylie, al diario The New York Times. “Salman probablemente perderá un ojo, los nervios de su brazo fueron seccionados y su hígado fue apuñalado y está dañado”, precisó Wylie.

En 1988, Rushdie publicó “Los versos satánicos”, un libro que provocó indignación en el mundo musulmán, por el cual el líder revolucionario iraní, el ayatolá Ruhollah Khomeini, emitió una fetua (decreto religioso) pidiendo la muerte del escritor.

Este sábado, el principal diario ultraconservador de Irán, Kayhan, escribió: “Felicitaciones a este hombre valiente y consciente del deber que atacó al apóstata y depravado Salman Rushdie”. “Besemos las manos del que desgarró el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo”, agregó.

Una década escondido

Rushdie, 75 años, saltó a la fama con su segunda novela “Hijos de la medianoche” en 1981, que cosechó elogios internacionales y el prestigioso premio Booker del Reino Unido por su descripción de la India posterior a la independencia.

En 1988 “Los versos satánicos” fue considerada por numerosos musulmanes como una falta de respeto al profeta Mahoma. Rushdie, ateo confeso, miembro de una familia de musulmanes no practicantes, se vio obligado a vivir oculto cuando se ofreció una recompensa por su cabeza que aún sigue vigente.

 Salman Rushdie (Getty Images)
Salman Rushdie (Getty Images)

El gobierno del Reino Unido, donde estudió y donde estableció su hogar, le otorgó protección policial luego de los ataques sufridos por sus traductores y editores.

En 1991, el traductor japonés de la novela, Hitoshi Igarashi, fue asesinado de varias puñaladas.

Pasó casi una década escondido, mudándose de casa constantemente y sin poder decirle a sus hijos dónde vivía.  Recién comenzó a dejar su vida oculta a fines de la década de 1990, después de que Irán dijera en 1998 que no apoyaba su asesinato.

Rushdie, que se había instalado en Nueva York en el año 2000, es un firme defensor de la libertad de expresión.

Hizo una fuerte defensa de la revista satírica francesa Charlie Hebdo después de que islamistas mataran a una parte de su plantilla en París en 2015 por haber caricaturizado a Mahoma. “Nada justifica una fatwa, una condena a muerte”, editorializó Charlie Hebdo tras el ataque a Rushdie y repudió a los “líderes espirituales pequeños, mediocres, intelectualmente ineptos y a menudo culturalmente ignorantes” que atacan “la libertad de pensamiento, reflexión y expresión”.

Las amenazas y los boicots persisten contra los eventos literarios a los que asiste Rushdie, y su título de caballero británico en 2007 provocó protestas en Irán y Pakistán, donde un ministro del gobierno dijo que ello justificaba atentados suicidas.

Pero la fatwa no logró acallar a Rushdie e inspiró sus memorias “Joseph Anton”, el nombre de su alias mientras estaba escondido, que están escritas en tercera persona.

Los libros de Rushdie fueron traducidos a más de 40 idiomas y su novela “Hijos de la medianoche”, que tiene más de 600 páginas, ha sido adaptada al teatro y el cine.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se dijo “horrorizado” por lo ocurrido. El presidente francés, Emmanuel Macron, mostró su respaldo al escritor. “Desde hace 33 años, Salman Rushdie encarna la libertad y la lucha contra el oscurantismo. El odio y la barbarie acaban de golpearle cobardemente”, tuteó. “Su combate es el nuestro, universal”. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo a través de su portavoz estar “horrorizado” por el ataque.

Suzanne Nossel, directora en Estados Unidos de la organización PEN, que aboga por la libertad de expresión, destacó su apoyo al “intrépido Salman”.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR