Remesas, acceso a internet y más diplomáticos en Cuba: los ejes del plan que EEUU analiza para la isla

La Casa Blanca anunciaría pronto la medidas iniciales como parte de la revisión de la política hacia el régimen castrista y en respuesta a la represión de La Habana contra las mayores protestas callejeras en décadas, dijeron el lunes funcionarios del Departamento de Estado

Imagen de archivo de una bandera cubana colgando en una calle en el centro de La Habana (Foto: REUTERS)
Imagen de archivo de una bandera cubana colgando en una calle en el centro de La Habana (Foto: REUTERS)

El Gobierno de EEUU anunció este lunes que está estudiando volver a autorizar el envío de remesas a Cuba y también el traslado de más personal diplomático a la isla, dos medidas con las que el presidente Joe Biden revertiría decisiones de su antecesor, Donald Trump (2017-2021).

Se trata de medidas que Biden ha decidido explorar a raíz de las protestas que ocurrieron en Cuba el pasado 11 de julio, las mayores en varias décadas, según detallaron a las agencias EFE, AP y Reuters funcionarios de la Casa Blanca.

Los comentarios de los funcionarios señalaron además que Biden no está dispuesto a suavizar el enfoque de Washington después de que su predecesor, Donald Trump, hiciera retroceder una histórica distensión del ex mandatario Barack Obama con La Habana, y que los últimos disturbios tendrían un impacto significativo en cualquier cambio de política.

Los funcionarios, que hablaron con Reuters bajo condición de anonimato, también dejaron en claro que Washington busca formas de aliviar la difícil situación humanitaria del pueblo cubano mientras mantiene la presión sobre el gobierno de la isla.

En el paquete de medidas se destaca la formación de un “grupo de trabajo sobre remesas” que tendrá como objetivo “identificar la manera más efectiva” de que el dinero “llegue directamente a las manos del pueblo cubano”.

Trump prohibió en noviembre del año pasado el envío de remesas a Cuba, una medida con la que EEUU aumentó rápidamente el ahogo económico a la isla y que Biden ha mantenido durante sus primeros seis meses en el poder.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (Foto: EFE)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (Foto: EFE)

Otra de las medidas que el Gobierno de Biden anunció este lunes que están bajo estudio es el traslado de más personal a la Embajada estadounidense en La Habana con el objetivo de “facilitar la participación diplomática, consular y de la sociedad civil” y también por motivos de “seguridad”.

Este sería otro revés a las decisiones de Trump, que vació la embajada de personal después de acusar al régimen cubano de ser el responsable de los misteriosos ataques contra algunos funcionarios ocurridos entre 2016 y 2017.

Además de las remesas y el personal diplomático, Biden también ordenó a su Gobierno trabajar con el sector privado y el Congreso para hacer “más accesible” el internet en Cuba, algo que el mandatario ya anticipó la semana pasada.

Asimismo, el presidente anunció que su Gobierno seguirá con su política de imponer sanciones económicas contra funcionarios cubanos.

“Definitivamente habrá implicaciones políticas como resultado de los eventos de la última semana (...) Esperaría que en poco tiempo haya una comunicación de alto nivel del gobierno sobre los pasos iniciales”, dijo un funcionario que se negó a proporcionar detalles.

Finalmente, la Casa Blanca anunció que “intensificará” los esfuerzos diplomáticos con sus aliados regionales e internacionales para apoyar las supuestas “aspiraciones del pueblo cubano” y que potenciará el envío de “ayuda humanitaria” a la isla.

En sus primeros seis meses en el poder, Biden no ha demostrado ninguna prisa por cumplir su promesa electoral de reiniciar el deshielo con Cuba, y ha dado, de hecho, señales de que su política hacia la isla será más dura de lo esperado.

(Con información de EFE, AP y Reuters)

Seguir leyendo: