Caos en las primarias demócratas en Iowa: un error tecnológico provocó horas de espera y todavía no hay resultados oficiales

“Inconsistencias” en el escrutinio arruinaron el inicio de la elección del candidato que le disputará la Casa Blanca a Trump en noviembre. Pete Buttigieg clamó victoria, mientras Bernie Sanders publicó “datos internos” que lo dan triunfador. Las campañas dijeron que los resultados se conocerán “en algún momento” del martes

Compartir
Compartir articulo
Los partidarios del candidato presidencial demócrata Bernie Sanders se reúnen en Des Moines, Iowa (REUTERS / Brian Snyder)
Los partidarios del candidato presidencial demócrata Bernie Sanders se reúnen en Des Moines, Iowa (REUTERS / Brian Snyder)

Las primarias del Partido Demócrata arrancaron este lunes de manera caótica y sin todavía resultados oficiales en Iowa, donde un error tecnológico provocó horas de espera y arruinó el inicio de la elección del candidato que le disputará la Casa Blanca a Donald Trump en noviembre.

De momento, el Partido Demócrata de Iowa se ha limitado a anunciar que los resultados se retrasarán porque hay “inconsistencias”, por lo que han recurrido al tradicional papel para comprobar los datos y asegurarse de que tienen la “confianza” suficiente para anunciarlos.

Aunque negaron “un hackeo o una intrusión”, los republicanos, incluido Donald Trump Jr, el hijo del presidente, se apresuraron a sugerir incompetencia o juego sucio por parte de los demócratas.

Todavía no se sabe a qué hora se conocerá el ganador, aunque las campañas de los candidatos esperan conocerlos en “algún momento durante el martes”, según medios locales como CNN.

Al parecer, los retrasos pueden haberse exacerbado por las nuevas reglas instauradas después de las elecciones de 2016, que ahora requieren que los comités informen tres conjuntos de datos numéricos en lugar de uno.

A medida que la espera se prolongaba, los candidatos aprovecharon para dirigirse a los votantes con discursos televisados en vivo, en los que todos aseguraron haber superado las expectativas.

Bernie, confiado

Cuando se anuncien los resultados, tengo el presentimiento de que nos irá muy, muy bien aquí en Iowa”, dijo Sanders a sus seguidores. “Hoy marca el principio del fin para Donald Trump”, agregó.

(REUTERS/Mike Segar)
(REUTERS/Mike Segar)

Además, la campaña de Sanders publicó “datos internos” que representan el 40 % de lo escrutado en Iowa y que le dan la victoria con un 29,66 %, seguido del ex alcalde Pete Buttigieg (24,59 %), la también senadora Elizabeth Warren (21,24 %) y Biden con 12,37%, lo que supondría un resultado nefasto para el ex vicepresidente.

Biden quiere ver los resultados

La campaña del ex vicepresidente Joe Biden, uno de los favoritos sobre el papel, envío una carta al Partido Demócrata de Iowa pidiendo ver los resultados antes de que se hagan oficiales.

“Consideramos que las campañas merecen una explicación completa e información relevante sobre los métodos de control de calidad que se están utilizando (para el recuento), y una oportunidad para responder, antes de que se publique ningún resultado oficial”, sostuvo.

Optimista, la senadora Amy Klobuchar dijo: “Sabemos que hay retrasos, pero sabemos una cosa, ¡estamos por encima de lo esperado!”.

Biden llevó pizza a los voluntarios en Des Moines, Iowa (REUTERS/Carlos Barria)
Biden llevó pizza a los voluntarios en Des Moines, Iowa (REUTERS/Carlos Barria)

En elecciones anteriores en Iowa, sobre las 23H00 locales la gran mayoría de los resultados ya se habían informado.

Buttigieg declaró la victoria

Debido a la incertidumbre, la mayoría de los aspirantes mostraron cautela sobre los resultados. Sin embargo, la excepción fue Buttigieg que clamó victoria sin tener ningún dato, aunque algunos datos preliminares con un pequeño porcentaje de votos escrutados le colocaban en los primeros puestos.

“¡Menuda noche!”, clamó Buttigieg mientras subía al escenario entre aplausos de sus simpatizantes. “Según todos los indicios, vamos a Nuevo Hampshire victoriosos”, aseguró.

(REUTERS/Eric Thayer)
(REUTERS/Eric Thayer)

Nuevo Hampshire es la siguiente parada en el proceso de primarias y algunos aspirantes, como Sanders y Biden, ya tienen eventos previstos para mañana en ese estado de Nueva Inglaterra.

Campaña atípica

Iowa, un pequeño estado rural, cubierto de nieve en esta época del año, da inicio a la temporada electoral para las presidenciales en Estados Unidos desde la década de 1970.

Los "caucus" en escuelas, bibliotecas, iglesias y otras locaciones deben ofrecer una mirada inicial sobre la viabilidad de los 11 demócratas aún en liza, a pesar de que en Iowa solo están en juego 41 delegados de los 1.991 necesarios para ganar la nominación presidencial partidaria en julio.

Antes de la votación, Sanders lideraba las encuestas en Iowa. El senador, que representa el ala más a las izquierda del partido, cuenta con ganarle a Biden, quien encabeza la intención de voto a nivel nacional.

La candidata Elizabeth Warren en Des Moines (REUTERS/Brian Snyder)
La candidata Elizabeth Warren en Des Moines (REUTERS/Brian Snyder)

En las encuestas, le siguen el exalcalde de South End, Indiana, Pete Buttigieg, y las senadoras Elizabeth Warren y Klobuchar.

Timothy Formanek, de 45 años, es un profesional independiente que votó demócrata este año, y eligió a Biden, el "más experimentado".

“Creo que realmente ayudará a cambiar a Estados Unidos, especialmente después de lo que hemos pasado durante tres años y medio”, dijo.

Más allá de la división entre radicales, como Sanders y Warren, y moderados, como Biden, Buttigieg y Klobuchar, la base demócrata espera encontrar a quien pueda derrotar a Trump. Pero este candidato ideal no es igual para todos.

Participantes en un caucus se registran en uno en el centro de educación secundaria Roosevelt, el 3 de febrero de 2020, en Des Moines, Iowa. (AP Foto/Andrew Harnik)
Participantes en un caucus se registran en uno en el centro de educación secundaria Roosevelt, el 3 de febrero de 2020, en Des Moines, Iowa. (AP Foto/Andrew Harnik)

Para Brody Diehn, de 22 años, "Bernie" es "el mejor para hablar en contra de la corrupción en nuestro gobierno".

A esta cajera de Des Moines también le gusta Warren, pero no Biden. “Si fuera Biden contra Trump, votaría por Trump porque creo que Biden es el problema del Partido Demócrata. Elegimos a las mismas personas año tras año, y es un fracaso”, dijo.

Vencer a Trump

Como se esperaba, Trump se impuso “abrumadoramente” en los “caucus” republicanos en Iowa “rompiendo todos los récords de participación”, según informó el partido en ese estado en un tuit.

Trump, cuyos dos hijos, Donald Jr y Eric, estaban en Iowa haciendo campaña, será seguramente confirmado como candidato en la convención nacional republicana del 24 al 27 de agosto en Charlotte, Carolina del Norte.

La sombra del mandatario, que el martes debe pronunciar en el Congreso su discurso anual sobre el Estado de la Unión antes de obtener una absolución casi segura el miércoles en el Senado el juicio político en su contra, se cernía sobre las primarias demócratas.

“Todos hemos intentado demostrar que somos los más capaces de vencer a Donald Trump”, dijo a CNN Buttigieg, de 38 años.

(REUTERS/Eric Thayer)
(REUTERS/Eric Thayer)

Sanders conquista a los latinos

En Iowa, donde por primera vez hubo “caucus” en español, uno de cada cuatro electores potenciales son latinos, señaló la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC). Un récord de 32 millones de latinos estarán habilitados para votar en noviembre, superando por primera vez en número a los electores negros, según el centro de investigaciones Pew.

Sanders lo sabe y el guiño al voto latino de su campaña se espera fundamental en Iowa, primer mojón en una competencia que culminará del 13 al 16 de julio en la convención del partido en Milwaukee, Wisconsin.

Durante la noche, en algunos puntos de votación, se pudo observar la capacidad de movilización de la campaña de “Bernie”, que ha hecho un gran trabajo sobre el terreno. Por ejemplo, en el gimnasio YMCA de Des Moines, Sanders conquistó a 171 de los 187 asistentes. Esa asamblea había acaparado una gran atención porque era la primera en español en la historia de Iowa. Los asistentes acudieron vestidos con camisetas con mensajes en español como “Unidos con Bernie” o “tío Bernie”.

El multimillonario Michael Bloomberg, quien ingresó a la carrera demócrata en noviembre y está cuarto a nivel nacional en los sondeos, no compitió en Iowa.

El ex alcalde de Nueva York apuesta a los 14 estados que votan en el “Super Martes” del 3 de marzo, entre ellos los cruciales California, Texas, Virginia y Carolina del Norte.

“Oí que hoy está pasando algo en Iowa”, dijo Bloomberg en Compton, California. “Estoy aquí para ganar”, afirmó también.

(Con información de AFP, EFE, AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: