Una mujer recolecta conchas marinas en la Surfside Beach (Carolina del Sur), pese a las órdenes de evacuación (Reuters)
Una mujer recolecta conchas marinas en la Surfside Beach (Carolina del Sur), pese a las órdenes de evacuación (Reuters)

El peligroso huracán Florence se aproxima este jueves a la costa este de Estados Unidos para descargar fuertes lluvias y vientos que podrían provocar graves inundaciones en la zona, advirtieron las autoridades, que pidieron no confiarse por la degradación de la categoría del meteoro y mantener las alertas por las consecuencias pronosticadas.

Florence, que tiene ahora una categoría 1 en la escala de 5 de Saffir-Simpson, avanzaba sobre el océano Atlántico con vientos máximos sostenidos de 150 km/h, según el boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de las 3 GMT.

"No se enfoque en la categoría de la velocidad del viento del huracán Florence! Todavía se esperan marejadas ciclónicas que amenazan la vida, inundaciones súbitas catastróficas y desbordes de ríos significativos y prolongados", publicó el NHC en un boletín anterior.

La mayoría de las muertes ocasionadas por los huracanes más fuertes no ocurren durante las evacuaciones o en medio de las tormentas, sino después de la caída de agua, cuando la zona se inunda. La marejada ciclónica (storm surge) es habitualmente comparada con el paso de un tsunami.

El Centro Nacional sobre Huracanes (NHC) aclara la distinción entre la mortífera marejada y una elevación del nivel del mar por una tormenta: "Es un aumento anormal del agua". Y puede causar "inundaciones extremas en las áreas costeras, en particular cuando la marejada ciclónica coincide con una marea alta normal, lo cual eleva el agua hasta 6 metros (20 pies) o más".

Imagen satelital del 12 de septiembre del huracán Florence, desde la Estación Espacial Internacional (Reuters)
Imagen satelital del 12 de septiembre del huracán Florence, desde la Estación Espacial Internacional (Reuters)

De acuerdo con la trayectoria, el huracán Florence tocará tierra en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia a última hora de este jueves o en la madrugada del viernes.

"Estamos completamente listos para el huracán Florence, mientras la tormenta se hace aún más grande y más poderosa. Sean cuidadosos!", escribió por la mañana el presidente Donald Trump.

Las órdenes de evacuación alcanzan a unas 1,7 millones de personas en esos tres estados, que ya declararon el estado de emergencia al igual que Maryland y el distrito federal, Washington DC, más al norte.

Aunque el ojo del huracán está todavía alejado, los efectos de las tormentas ya comenzaron a sentirse en Carolina del Norte.

Autoridades redirigen el tránsito. En varias autopistas se cambió el sentido para que todos los carriles sean de evacuación (AP)
Autoridades redirigen el tránsito. En varias autopistas se cambió el sentido para que todos los carriles sean de evacuación (AP)

El meteoro se encontraba la noche del jueves a 80 kilómetros al sur de Morehead City y 95 al este-sureste de Wilmington, donde viven más de 100.000 personas.

Las calles de los balnearios costeros lucen ahora casi desiertas, los supermercados vacíos y las estaciones de gasolina no tenían combustible. Los comercios y viviendas permanecían protegidos por tablones de madera.

El volumen de los vientos del ciclón creció y podrían barrer una superficie más vasta que la inicialmente prevista.

Según las proyecciones realizadas, hasta 3 millones de clientes (entre hogares y negocios) podrían quedarse sin suministro eléctrico por varios días o hasta semanas. Ello en caso de que Florence tome el camino más devastador: entre por la cosa de Wilmington y se mueva al norte por las tres ciudades más grandes: Raleigh, Greensboro y Charlotte.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: