La Corte Suprema debe llenar la vacante que deja con su retiro el juez Anthony Kennedy (Washington Post/ Ricky Carioti)
La Corte Suprema debe llenar la vacante que deja con su retiro el juez Anthony Kennedy (Washington Post/ Ricky Carioti)

El tema del aborto está jugando un papel predominante en la selección de quien sustituirá a Anthony Kennedy como jueza o juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos, y no solo por presiones de legisladores demócratas.

La lista de candidatos era de 25, pero acaba de aumentar, le dijo el domingo a la cadena ABC la senadora republicana Susan Collins. En esa lista hay personas que ella se ha negado a considerar porque no muestran respeto por fallos previos de la Corte.

La senadora republicana Susan Collins no aceptaría a alguien que quiera derogar Roe vs. Wade
La senadora republicana Susan Collins no aceptaría a alguien que quiera derogar Roe vs. Wade

"Un candidato para esta importante posición que muestre hostilidad hacia Roe vs. Wade no sería aceptable para mí, pues eso indicaría una agenda que no quiero ver en un juez" del Tribunal Supremo, declaró Collins.

Roe vs. Wade fue el caso que llevó a la Corte a despenalizar en 1973, por siete votos contra dos, el aborto inducido en los Estados Unidos.

La senadora demócrata Maria Cantwell le dijo a la NBC que si cualquiera de sus colegas, lo mismo demócratas que republicanos, vota a favor de un candidato o candidata dispuesto a revertir la decisión de 1973, ese sería el fin de su carrera.

El asesor del presidente Trump para elegir al sustituto o la sustituta de Kennedy, Leonard Leo, es vicepresidente de la Sociedad Federalista, una organización de conservadores y libertarios que quieren reformar el sistema legal de los Estados Unidos basándose en la letra original de la Constitución.

De acuerdo con Leo, el único juez del Tribunal Supremo que ha hablado alguna vez de revertir Roe vs. Wade es el ultraconservador Clarence Thomas, y la reticencia demócrata se debe al temor a ver jueces que se atengan a la Constitución.

Mientras el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, asegura que habrá votación antes de las elecciones legislativas de noviembre, el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer, asegura que no eso no ocurrirá.

Schumer invoca lo que él llama "la regla McConnell", en referencia al boicot republicano que impidió someter a escrutinio la nominación del candidato del presidente Obama a la Corte Suprema, Merrick Garland, cuando en febrero de 2016 murió repentinamente el juez Antonin Scalia.

El presidente Trump debe anunciar su nominación el próximo lunes 9 de julio. Aunque nunca le consultaría a su potencial nominado sobre Roe vs. Wade, "voy a escoger alguien que sea conservador", le dijo el Presidente a Fox News.

Los jueces conservadores Brett Kavanaugh, Thomas Hardiman y Amul Thapar, y las juezas también conservadoras Amy Coney Barrett, Margaret Ryan y Allison Eid, encabezarían en estos momentos la lista de Trump.

Dos tercios de estadounidenses se oponen a revertir el fallo que legalizó el aborto inducido en 1973, según una encuesta de la Kaiser Family Foundation.