Donald Trump, Michael Cohen
Donald Trump, Michael Cohen

El ex abogado personal de Donald Trump, Michael Cohen, afirmó que antes que nada es leal a su familia y a su país, lo que fue visto como un indicio de que colaborará en la investigación que se sigue contra el presidente.

"Para ser claros, mi esposa, mi hija y mi hijo y este país tienen mi lealtad antes que nada", dijo Cohen en una entrevista este lunes en ABC News, en momentos que enfrenta la posibilidad de ser arrestado en Nueva York.

Estas palabras despertaron las especulaciones en cuanto a si Cohen tiene material que pudiera incriminar a Trump y si se "voltearía" en contra de su antiguo jefe, algo que estaría en clara contradicción con sus anteriores declaraciones, cuando aseguró que "recibiría un disparo por el presidente".

El FBI realizó un registro de su hogar y su oficina, en abril, en medio de la investigación que dirige el fiscal especial Robert Mueller sobre una posible colusión entre Rusia y el equipo de campaña de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016.

El ex abogado de Donald Trump, Michael Cohen (AP /Richard Drew, archivo)
El ex abogado de Donald Trump, Michael Cohen (AP /Richard Drew, archivo)

En su primera entrevista en profundidad desde entonces, Cohen no alabó a Trump, estuvo en desacuerdo con las críticas que el presidente ha hecho de la investigación federal y tomó distancia de él.

Fiscales federales de Manhattan están investigando a Cohen por violaciones a la ley electoral y posibles delitos financieros. Aún no ha sido arrestado ni acusado de crimen alguno. Cohen, quien se convirtió en el abogado personal de Trump en 2007, es conocido por haber pagado 130.000 dólares a la estrella porno Stormy Daniels, poco antes de la elección presidencial de 2016, para que no hiciera pública una supuesta relación que tuvo con el presidente.

A través de funcionarios de la Casa Blanca, Trump ha negado haber tenido una relación con Stormy Daniels.

(AFP)
(AFP)

En principio Cohen afirmó que utilizó su propio dinero para pagarle a Daniels y Trump no le devolvió esa suma. Luego Trump afirmó que sí lo hizo, aunque inicialmente había negado tener conocimiento del pago.

"No soy el villano en esta historia, y no permitiré que otros traten de describirme como tal", dijo Cohen. "Quiero recuperar mi nombre, mi reputación y mi vida", agregó. Una de las opciones que bajara para limpiar su nombre sería apuntar contra el presidente.

Cohen, conocido popularmente como el "apañador" de Trump por haberse encargado durante años de resolver los problemas del magnate inmobiliario, ha contratado recientemente a un prestigioso abogado, Guy Petrillo, que fue fiscal federal en Manhattan y conoce de primera mano la oficina que ahora investiga a su cliente.

Una vez que Petrillo se convierta en los próximos días en el principal abogado de Cohen, expirará un acuerdo de defensa conjunta que Trump firmó con su letrado personal, y por el que sus equipos legales podían compartir información y documentos, según informa ABC News.

Eso abre la puerta a un posible choque entre los intereses legales de Cohen y Trump, quien pronosticó en abril que su abogado personal nunca se volvería en su contra "a pesar de la horrible caza de brujas" de que era objeto.

(Con información de AFP y EFE)