Como manda la tradición en la entrega del poder, el presidente saliente, Barack Obama, ha dejado una carta para su sucesor en la Oficina Oval.

La Casa Blanca no ofreció detalles sobre el mensaje, aunque en su última conferencia de prensa, el demócrata adelantó que le ofrecería todo tipo de consejos. 

Obama realizó una campaña vigorosa contra Trump, pero desde la elección ambos han mantenido varias conversaciones telefónicas en las que el presidente saliente ha ofrecido orientación y consejos.

Al parecer, el día de hoy fue un día de tradiciones: Melania Trump le entregó un regalo a Michelle Obama, tal y como la primera dama saliente había hecho en 2009 con Laura Bush.

Otra que siguió la tradición fue Hillary Clinton, quien supo dejar de lado los violentos enfrentamientos de la campaña presidencial y aún así es de la partida de la ceremonia. Es que todos los ex mandatarios asisten a las investiduras de los nuevos presidentes y ella no quiso quebrar la regla.