Francescoli, símbolo de Uruguay, habló sobre el cambio de filosofía futbolística que vive la selección
Francescoli, símbolo de Uruguay, habló sobre el cambio de filosofía futbolística que vive la selección

Dientes apretados y el corazón en la mano. Sangre y entrega. La vida en Uruguay se enfrenta con la garra charrúa en el documento. Una cultura, un emblema, un método de vivir, de entender las obligaciones como ciudadano de la República.

El mediocampo de la selección uruguaya se destacó –especialmente en los exitosos últimos años– por tener un ADN batallador, digno de esa garra charrúa. Los nuevos vientos parecen irrumpir en el horizonte con la idea de presentar un nuevo paradigma. Una especie de jogo bonito naciente que está representado en jóvenes como Matías Vecino, Nahitan Nandez, Rodrigo Bentancur y Giorgian De Arrascaeta, entre los apellidos principales.

Nandez, Vecino y De Arrascaeta, representantes del nuevo paradigma en el mediocampo
Nandez, Vecino y De Arrascaeta, representantes del nuevo paradigma en el mediocampo

Infobae dialogó sobre este tema con Enzo Francescoli, un ícono del equipo nacional, a horas del debut contra Egipto que se llevará a cabo el próximo viernes por la primera fecha del Grupo A.

"Se está cambiando la filosofía de juego en Uruguay. En este caso, Vecino, Nandez, Bentancur o Vecino –quedó afuera del corte definitivo en última instancia–. Se han generado jugadores mucho más mixtos, con mejor manejo de pelota y el Maestro está intentando darle mucho más contenido al fútbol", explicó el actual mánager deportivo de River Plate en Argentina.

La incógnita sobre el funcionamiento del nuevo estilo se develará en Rusia, primera gran prueba de fuego para estos jóvenes que deberán cubrir un hueco exitoso que dejaron jugadores como Egidio Arévalo Ríos, Walter Gargano o Diego Pérez.

Arévalo Ríos, uno de los grandes símbolos de la “garra charrúa” en Uruguay (AFP)
Arévalo Ríos, uno de los grandes símbolos de la “garra charrúa” en Uruguay (AFP)

"Uruguay es un equipo muy fuerte atrás y adelante, con atacantes muy importantes, pero creo que en el medio le faltaba más posesión y tener más oportunidades. La posesión siempre te genera más oportunidades. Está bueno y ojalá que en el Mundial lo puedan llevar a cabo", aseguró con tono de deseo el hombre que fue campeón de tres Copa América con su país.

Francescoli tiene una extensa historia con la camiseta celeste impregnada en su cuerpo, por lo que es una palabra más que autorizada para hablar sobre el origen de la garra charrúa que marcó una época: "Uno crece sabiendo sobre todo la importancia que tiene la camiseta celeste para todos los uruguayos por los logros del pasado. Nos enseñan siempre, más allá de la famosa garra charrúa, a defender con mucha seriedad la camiseta y tratar de dar todo".

"Crecimos así y hay momentos en los que nos ha ido bien, y en otros, no. Siempre se respetó la tradición de jugar a muerte por la camiseta", aseguró el histórico atacante que defendió los colores de Montevideo Wandereres pero realizó la mayor parte de su carrera fuera de su país.

Enzo fue capitán del equipo en el Mundial de 1990
Enzo fue capitán del equipo en el Mundial de 1990

Francescoli definió al Mundial como "un torneo especial" en el que hay que estar bien "durante 30 días". El Grupo A, con Egipto, Rusia y Arabia Saudita, lo coloca como candidato para saltar a los octavos de final. Sin embargo, eso tendrá que reflejarse en la cancha: "Pelear por el título dependerá de cuánto pueda mejorar el volumen de juego y de cuántas veces puedas poner a tus atacantes en lugar de gol, porque tenemos a dos delanteros muy buenos".

"Uruguay, por esto que hablábamos, le agregó un condimento especial a su equipo que en el Mundial puede ser muy importante", advirtió.

El Príncipe disputó la Copa del Mundo de 1986 y fue capitán de la selección durante Italia 90, con Óscar Washington Tabárez al mando del equipo. El Maestro dirigirá su cuarto Mundial y Francescoli detalló su evolución: "Ha tenido su segunda oportunidad y aprovechó eso. Creció mucho como entrenador y seguramente eso lo transmite. Su mayor virtud es cómo transmite él las cosas, con mucha seriedad y claridad. Eso lo puedo llevar a cabo, y este Uruguay, aparte de eso, no deja de tener jugadores extraordinarios".

Tabárez dirigirá su cuarto Mundial: “Transmite las cosas con seriedad y claridad”
Tabárez dirigirá su cuarto Mundial: “Transmite las cosas con seriedad y claridad”

Actualmente devenido en dirigente, este ex futbolista de 56 años fue la punta de lanza de una ofensiva que ha tenido su correlato con la irrupción de Diego Forlán, Edinson Cavani y Luis Suárez. Él se definió como "el pasado" y no dudó en mostrar sus cartas elogiosas para los hombres que marcaron una nueva era en el ataque uruguayo: "Han hecho un presente espectacular. Estuvieron a la gran altura que tiene esta camiseta. Les deseo lo mejor. Lo único que puedo desear desde este lugar es lo mejor para ellos y Uruguay".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: