Chelsea y Arsenal tendrán menos boletos disponibles que los patrocinadores de la UEFA en la final de la Europa League
Chelsea y Arsenal tendrán menos boletos disponibles que los patrocinadores de la UEFA en la final de la Europa League

Una polémica se ha desatado en torno a la final de la Europa League entre el Arsenal FC y Chelsea FC y no tiene que ver precisamente con la rivalidad que existe entre ambos clubes londinenses. La controversia involucra directamente a la UEFA, ya que está directamente ligada a la cantidad de entradas que recibirán los clubes para la definición de certamen europeo.

Según informaron las entidades inglesas, cada una tendrá disponibles unas 6.000 entradas para la final que jugará el próximo 29 de mayo. La polémica surge porque esas 12.000 localidades solamente representan el 17% de la capacidad del imponente Estadio Olímpico de Bakú (Azerbaiyán), que puede albergar hasta 70.000 espectadores.

"Estamos en conversaciones con la UEFA para recibir más entradas, pero este decepcionante reparto nos presenta extremas dificultades para dar los tickets", explicó el Arsenal en su página web, que tienen 45.000 abonados y 180.000 socios oficiales. "Es inevitable que con un reparto de 6.000 entradas para la final, haya miles de aficionados que han apoyado al club a lo largo de Europa que se queden sin poder ver el partido", agregaron.

El Estadio Olímpico de Bakú, sede de la final de la Europa League, tiene una capacidad de casi 70.000 espectadores
El Estadio Olímpico de Bakú, sede de la final de la Europa League, tiene una capacidad de casi 70.000 espectadores

La UEFA informó que hay 37.500 entradas destinadas a fanáticos de todo el mundo  y 14.500 a patrocinadores. Esto implica que haya más boletos destinados a empresas que colaboran con organización que para los propios hinchas de los equipos finalistas. Los precios de los billetes para ver la final oscilan entre 30 y 140 euros (33 a 150 dólares).

Además, el organismo que regula el fútbol europeo salió a justificarse sobre la falta de entradas para los aficionados de Arsenal y Chelsea. "Según la experiencia reciente de la UEFA con la final de la Europa League y la Supercopa en lugares comparables, el número de seguidores que solicitan entradas no pueden variar mucho de un club a otro. Es imposible decir de antemano qué clubes llegarán a la final, mientras que el lugar tiene que ser elegido con antelación de dos años", se justificaron.

"Teniendo en cuenta lo anterior y, lo que es más importante, la ubicación geográfica y la capacidad logística de los aeropuertos dentro y alrededor de la ciudad anfitriona, se consideró que alrededor de 15.000 espectadores podían viajar desde el extranjero. Por lo tanto, no era una opción responsable", agregó la UEFA.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: