José Mourinho (Reuters)
José Mourinho (Reuters)

La relación entre José Mourinho y varios jugadores del Manchester United parece estar completamente rota, pero como la dirigencia del club inglés sigue confiando en el técnico, el portugués continúa su discurso crítico hacia el plantel.

En esta ocasión, en la previa del duelo por la Champions League del martes ante el Young Boys, el entrenador no se refirió directamente a sus dirigidos, pero les dejó un mensaje sin nombrarlos. Un periodista le consultó en conferencia de prensa sobre la presión que significa jugar este cotejo en condición de local, ya que una derrota podría dejarlo fuera de la zona de clasificación.

"Si sientes presión, quédate en casa y cuando digo 'casa' no me refiero al estadio, me refiero a tu casa y que vean el partido por televisión", aseguró e insistió: "Creo que sería una falta de respeto para el estadio y los fans decir que preferimos jugar fuera de casa, me niego totalmente a decir eso".

Estas lapidarias declaraciones llegan días después de que Mourinho criticara a varios de sus futbolistas: "Luke Shaw, Martial, Lingard y Rashford carecen de madurez, de madurez a nivel personal. También de carácter y personalidad. Antes teníamos más hombres, eran más maduros, estaban mejor preparados para la vida, menos protegidos. Ahora, en cambio, son niños mimados, niños que tienen una vida diferente, un entorno más fácil".

Este martes, el Manchester recibirá en Old Trafford al Young Boys de Suiza, el rival más débil del Grupo H, liderado por la Juventus con 9 puntos, dos más que elenco inglés, y que tiene al Valencia a la expectativa con 5.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: