Concejales de Cali piden presencia del presidente Gustavo Petro, luego de la masacre en Siloé en la madrugada del martes

Desde el concejo de la ciudad, varios concejales hicieron un llamado al alcalde de la ciudad por las medidas que se adoptaron en el Consejo de Seguridad

Guardar

Nuevo

Imagen de referencia. En muchos pueblos de Arauca, las pintadas de la guerrilla del ELN se intercalan en la fachada con las de las FARC, en una exhibición histórica de las insurgencias para dejar claro que aún están ahí, que nunca se han marchado. Fotografía de archivo. EFE/Ernesto Guzmán Jr.
Imagen de referencia. En muchos pueblos de Arauca, las pintadas de la guerrilla del ELN se intercalan en la fachada con las de las FARC, en una exhibición histórica de las insurgencias para dejar claro que aún están ahí, que nunca se han marchado. Fotografía de archivo. EFE/Ernesto Guzmán Jr.

En la madrugada del martes, 4 de octubre, se presentó una masacre en el callejón El Hueco ubicado en el barrio Brisas de Mayo, en el sector de Siloé, en la comuna 20 de Cali. En el hecho resultaron asesinadas cinco personas, que fueron identificadas como Carlos Andrés Jiménez, Arley Sánchez, Víctor Alfonso Castro Cabezas, Esteban David Vásquez y un hombre de 55 años de edad que no ha podido ser identificado.

En la explicación que dio el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, dice que esta situación se habría dado por posibles retaliaciones y situaciones de ajustes de cuentas entre bandas criminales que ejercen presencia en esta zona de la ciudad. Según las afirmaciones del alcalde, estos grupos organizados, se estarían enfrentando por el control territorial para ejercer tráfico de estupefacientes.

A pesar de que en la mañana del martes el alcalde adelantó un consejo de seguridad con las autoridades, los concejales de Santiago de Cali no están conformes con las decisiones adoptadas. Por esta razón están pidiendo la presencia del presidente Gustavo Petro para que lidere la difícil situación de seguridad por la que atraviesa la ciudad.

En favor de esta idea, se expresó el concejal Fabio Alonso Arroyave, quien recordó el Consejo de Seguridad que lideró el presidente Gustavo Petro, con la alcaldesa Claudia López a inicios de septiembre.

“Como se hizo en Bogotá con cifras más favorables de seguridad, lo de Cali no da más espera y se necesita la presencia del gobierno nacional”, señaló el concejal Fabio Arroyave.

Esta es una zona que históricamente ha estado bajo el dominio de grupos delincuenciales que se dedican al tráfico de estupefacientes, un sector que es de difícil acceso por las autoridades, no solo por la situación de orden público, sino porque las barriales del sector de Siloé son prácticamente inexistentes.

La concejala Ana Leidy Erazo asegura que las medidas tomadas por la administración distrital no son suficientes para brindar las garantías de seguridad a la ciudadanía.

“En la presente Administración Distrital van tres secretarios de seguridad que no brindan garantías, no hay política de seguridad y las causas siguen vigentes con resultados como la masacre que se registra en Siloé, lo que demuestra es que falló esa estrategia de seguridad que dispone la Policía y el gobierno para proteger a los ciudadanos”, expresó la concejala Ana Erazo.

Según denunció la ONG Indepaz, la masacre reportada en el barrio Brisas de Mayo es la número 83 que afronta el país en lo corrido del año, lo que demanda tomar acciones concretas por el bienestar de la ciudadanía. Por su parte, el concejal Roberto Rodríguez Zamudio, dijo que el accionar criminal de las bandas se ha intensificado después del paro nacional del 2021, situación que debe solucionarse con presencia de la fuerza pública.

“Urge la presencia del ejército con la policía para aquellas zonas críticas de Cali. Luego del paro esas bandas criminales internacionales se han posesionado en la ciudad generando violencia. Ello demanda la presencia del gobierno Nacional, porque con show mediáticos no se van a superar las acciones de esas organizaciones criminales”, precisó el concejal Roberto Rodríguez.

Luego del consejo de seguridad adelantado por el alcalde Jorge Iván Ospina, se reconoció la grave situación de orden pública, pues indicó que este “es un problema muy complicado”, por las confrontaciones que sostienen estos grupos.

De igual forma, se ofreció una recompensa de hasta 100 millones de pesos para quien brinda información que permita la captura de los responsables de esta masacre. El mandatario de los caleños informó también, que se delegó un fiscal especial para este caso, quien fue designado directamente desde Bogotá.

SEGUIR LEYENDO: