Tribunal Superior de Bogotá ordena a Findeter entregar documentos sobre caso de Sergio Fajardo

El abogado del exgobernador de Antioquia no ha podido acceder a los documentos para ejercer su derecho a la defensa

Compartir
Compartir articulo
La investigación contra Fajardo está relacionada con un contrato de 2013. REUTERS/Luisa Gonzalez
La investigación contra Fajardo está relacionada con un contrato de 2013. REUTERS/Luisa Gonzalez

Para seguir con el caso de presunta celebración indebida de contratos contra el exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, el Tribunal Superior de Bogotá dio la orden a la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter) de entregar toda la información que tenga sobre contratos a su favor.

Según la defensa del también exalcalde de Medellín y excandidato a la Presidencia de Colombia por la ya desintegrada Coalición Centro Esperanza, en múltiples oportunidades pidieron la documentación para ejercer su defensa. No obstante, las directivas de esta sociedad de economía mixta se rehusaron a entregarla por considerarla información confidencial y de reserva legal.

El magistrado del tribunal mencionó que, como ya lo ha establecido la Corte Constitucional, los abogados defensores tienen la facultad de hacer búsquedas selectivas en bases de datos de entidades públicas o privadas. Además, el derecho a la defensa no se debe ver entorpecido por las posturas de quienes salvaguardan esas bases de datos. “Para eso se ha creado la figura del juez de control de garantías”, añadió.

“A pesar de que ya existía una autorización por parte de un juez en este tribunal, vemos que la entidad financiera Findeter continúa presentando oposición a ese derecho a la defensa (….). Por ello se ordena a Findeter la entrega de la copia del contrato, los registros y demás documentos suscritos entre CorpBanca y Findeter”, pidió ese tribunal.

Cabe resaltar que, en su calidad de gobernador de Antioquia, Fajardo firmó un contrato de sustitución de deuda con CorpBanca y de intermediario Findeter por 77 billones de dólares, desconociendo la devaluación de la moneda de dólares a pesos, así como el incumplimiento de la determinación del comité financiero.

El ente acusador dice que el contrato llevó a un millonario desembolso a los bancos sin contar el cambio de los dólares, que para 2013 se cotizaba en 1.926 pesos y en 2015 —momento en el que se desembolsó el dinero— su valor superaba los 3.140 pesos. Para la Fiscalía, esto se puede considerar detrimento fiscal, debido a la devaluación del peso.

Al momento del desembolso, en 2013, el dólar costaba 1.926 pesos. En 2015, su valor superaba los 3.140 pesos. En ese sentido, la obligación interna contraída en dólares originó un presunto detrimento fiscal por la devaluación del peso que, a corte de 2020, ascendió a un monto estimado de 320.000 millones de pesos. Esta situación se vio reflejada en el aumento de la deuda general del departamento de Antioquia que, en su momento, pasó de 600.000 millones de pesos a cerca de 1.2 billones de pesos colombianos”, aseguró la Fiscalía.

Fajardo ha negado estas acusaciones en varias ocasiones. “Si nosotros hubiéramos tomado esa cobertura y el dólar se hubiera comportado como lo teníamos previsto, me hubieran juzgado por pagar más de los intereses que se tenían, lo que también me hubiese llevado a procesos con la Fiscalía”, agregó.

Para ese entonces, dice el exgobernador, el departamento ya contaba con dos deudas. Tras realizar un análisis de la situación económica del departamento se tomó la decisión de elegir la opción ofrecida por la financiera. Además, ha reprochado lo que considera una persecución del ente acusador: “En Colombia se perdió la confianza en las instituciones (...) es muy grave que cada vez que hay una decisión de la justicia, se pregunte quién está detrás”, dijo en una ocasión a la emisora W Radio.

SEGUIR LEYENDO: