CAR suspende competencias de rally en el páramo de Rabanal, Boyacá

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) evidenció el impacto sobre la fauna y la flora de este ecosistema

Compartir
Compartir articulo
La CAR suspendió competencias de rally por el páramo de Rabanal, Boyacá. Foto: CAR
La CAR suspendió competencias de rally por el páramo de Rabanal, Boyacá. Foto: CAR

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) suspendió de manera inmediata las carreras clandestinas y las competencias de rally que se estarían realizando en el área de reserva forestal de fuentes hídricas, ubicada en el páramo de Rabanal. Este es un ecosistema estratégico localizado en el municipio de Ráquira, departamento de Boyacá.

La autoridad ambiental hizo una serie de visitas técnicas a la vereda Firita Peña Arriba en la que evidenció afectaciones a la fauna y flora de este ecosistema estratégico. La situación se extiende por más de 4.500 hectáreas en el centro de Colombia, a causa del paso de vehículos 4X4 y la contaminación generada por la inadecuada disposición de residuos por parte de las personas que estarían participando de rallys.

“Ahora estamos imponiendo una media preventiva consistente en la suspensión inmediata de toda clase de actividades como, por ejemplo, las carreras clandestinas en el Páramo de Rabanal”, señaló la directora de la Regional Chiquinquirá, de la CAR, Johanna Castro, quien aseguró que la entidad adelanta un trabajo interinstitucional con el propósito de determinar las acciones para frenar esta problemática.

A su vez, la autoridad identificó posibles afectaciones a la calidad del agua de la quebrada ‘La Honda’, la cual abastece a dos acueductos rurales. El tránsito constante de carros y motocicletas por el páramo estarían enturbiando el agua que nutre a este afluente, el cual beneficia a cerca de 4.000 campesinos que habitan en áreas aledañas de este ecosistema estratégico.

La directora de la Regional Chiquinquirá manifestó que desde noviembre de 2021 recibió la denuncia de un campero que participaba de estas actividades y que cayó sobre el cause de la quebrada La Honda, lo que generó la contaminación de las agudas con ACPM. Una vez conocido este hecho se adelantaron visitas técnicas al páramo y se iniciaron investigaciones por estas actividades que estarían teniendo un impacto profundo sobre las especies del ecosistema.

“El agua se vuelve muy turbia y la represa se llena de sedimentos, esto provoca que se nos tapen los paneles de filtración en las dos plantas de tratamiento, tanto en Ráquira como en Guachetá. También que se genere un riesgo para la salud de los usuarios de ambos acueductos. Las comunidades alrededor del páramo de Rabanal estamos cuidando este ecosistema como un tesoro, ya que es nuestro generador de agua, como para que vengan unos pocos con intereses particulares a dañarlo”, señaló Isauro Cortés Casas, habitante de la vereda Firita Peña Arriba.

A su vez, el poblador denunció que el impacto estaría siendo causado por el recurrente tránsito de entre 20 y 40 camionetas por el páramo que se encuentra ubicado en el lomo de la cordillera central y en el que se “originan múltiples nacimientos de aguas que surte a cuencas de importancia nacional: Magdalena, Cauca y Orinoco”, según señala el Instituto Humboldt.

“Como comunidad nos sentimos muy incómodos con las personas o empresas que están haciendo estas convocatorias por las redes sociales y venden paquetes para hacer la travesía entre Tocancipá y Villa de Leyva, pasando por el páramo”, concluyó el ciudadano frente a estos hechos que son atendidos por la autoridad ambiental.

SEGUIR LEYENDO: