La historia detrás del sancocho, el plato típico de Colombia y el más aclamado para los paseos de olla

Se dice que su procedencia es española y el primer nombre por el que se conoció fue el de “olla podrida”, según cuentan los historiadores, a pesar de sus sabor, el olor no era el más apetecido.

Compartir
Compartir articulo
La historia detrás del sancocho, el plato típico de Colombia y el más aclamado para los paseos de olla  Foto: Wikimedia Commons.
La historia detrás del sancocho, el plato típico de Colombia y el más aclamado para los paseos de olla Foto: Wikimedia Commons.

Hablar de Sancocho no es hablar únicamente de un plato colombiano, es hablar de la cultura del país, de las salidas familiares, del plato que comparten nuestros campesinos, de las reuniones al rededor de la olla donde todas las personas comparten comida e historias, además, de la compañía perfecta luego de las fiestas decembrinas. Sin dudarlo, esta es una de las comidas que por tradición es la más reconocida, además, existe en gran variedad hay de pollo, gallina, res, cerdo o pescado, cada una con una preparación similar y con todo el sabor de los colombianos.

Según los historiadores no hay una sola versión de la llegada o creación de este plato. Algunas historias cuenta que llegó a las islas Canarias con las danzarinas sulamitas del Anda - Luz morisco, otros aseguran que llegó con los españoles y que le decían “Olla podrida” pues era una mezcla de muchos alimentos pero el olor no era atractivo. Mientras que algunos chefs dicen que el plato es de origen frances o que llegó a las costas americanas por barco.

No importa el origen lo claro es que Colombia lo adoptó y creó sus propias versiones, en una entrevista para El Colombiano, Carlos Enrique “Toto” Sánchez Ramos, docente de cátedra de la Universidad de La Sabana y de la Escuela Taller de Bogotá aseguró qué “este tipo de preparaciones, sopas, existen hace más de 10.000 años y cuando los españoles llegan a esta parte del mundo se encuentran que acá ya se tomaban caldos como el ajiaco, pese a eso incorporan la Olla Podrida, de la que se decía que entre más fuerte fuera el olor, mejor era el sabor”.

Qué trae un sancocho:

Los componentes del plato son: el plátano, el ñame (si es un sancocho costeño), la yuca, la arracacha los cubios, las papas, zanahoria, nabos y las mazorcas, en algunas preparaciones se puede incluir la ahuyama. Se puede servir con carne de cabra, de res, de marrano, de pescado, de gallina y de animales de monte, o combinado con tres carnes en el sancocho “trifásico” de cundiboyacenses y santandereanos que hace sudar, es capaz de resucitar muertos y dar alientos a desfallecidos nonagenarios.

La historia detrás del sancocho, el plato típico de Colombia y el más aclamado para los paseos de olla
La historia detrás del sancocho, el plato típico de Colombia y el más aclamado para los paseos de olla

Cómo se prepara:

Ya que el sancocho es una sopa muy popular y va cambiando de región a región no hay una sola forma de prepararlo, pues existen muchas y variadas recetas. El más completo es el llamado “sancocho trifásico” que se prepara en la Región Andina, lleva tres tipos de carnes, pollo, cerdo y costilla de res, se usa el caldo que resulta de la cocción de la costilla y el cerdo el cual le dan la sustancia y a la base de la sopa. Luego se agrega pollo, papa, yuca, plátano, mazorca, condimentos, cebolla y cilantro picado y se cocina a fuego medio hasta que está en su punto. Se acompaña de arroz blanco, tajadas de aguacate, un buen Hogao y cilantro picado.

En la plaza de La Perseverancia, de Bogotá, un plato se ha hecho famoso entre los visitantes, se trata del denominado ‘Sancocho rompecolchón’. Mari Mena y su equipo son los artífices de este caldo de pescado hecho a base de leche de coco y que según ella cuenta en el portal de la Alcaldía, “aporta muchos beneficios al cuerpo como vitamina c, vitamina d1 y d3″.

Su restaurante ‘La Esquina de Mari el buen sabor del pacífico’ se ha convertido en uno de los más buscados en esta plaza ubicada en el centro de la capital, ya que según cuentan sus comensales, “solo hace falta probar sus platos para sentir el sabor del pacífico colombiano”. Las porciones son abundantes y está acompañado de un buen principio y la calurosa atención de Mari que hace de la experiencia un momento muy agradable.

El sancocho empezó a hacerse famoso cuando sus clientes empezaron a llegar con las mujeres embarazadas y le decían que todo era producto del caldo que les había vendido, aseguraban que era afrodisíaco y que los ponía alegres, de ahí que Mari decidiera bautizar al afamado caldo ‘rompecolchón’ convirtiéndolo el número uno en su carta. Además de su plato los visitantes también pueden disfrutar huesos de marrano, sancocho trifásico, encocado de camarones, colitas de mero, bagre en salsa, pargo rojo, sierra, mojarra entre otros platos de comida de mar.

Seguir leyendo: