Piden aplazar audiencia contra Eduardo Pulgar por mantenimiento en sala de videollamadas

La solicitud fue hecha a la Procuraduría General de la Nación por el Inpec. Aunque algunos dan por hecho el aplazamiento, el ente regulador no se ha pronunciado al respecto.

El periodista Daniel Coronell denunció en la noche del 7 de enero que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, envió una carta a la Procuraduría General de la Nación, solicitando que se reprograme la audiencia al suspendido senador Eduardo Pulgar, acusado de corrupción, luego de que se destaparan audios en los que intenta sobornar a un juez en Barranquilla.

De acuerdo con la carta escrita por entidad que administra los centros penitenciarios del país y publicada por el periodista a través de su cuenta de Twitter, el aplazamiento en el proceso disciplinario en contra de Pulgar —diferente al judicial que le adelanta la Corte Suprema de Justicia— no se puede realizar este 8 de enero de 2021, como estaba estipulado desde finales de diciembre pasado, por labores de mantenimiento en la sala judicial virtual, empleada por la institución para adelantar este tipo de audiencias de manera biosegura, al evitar desplazamientos hasta los despachos donde tradicionalmente se llevan a cabo.

Aunque la solicitud solo se viene a conocer hasta este jueves, un día antes del inicio del mencionado proceso, la filtración demuestra que fue enviada el pasado miércoles 6 de enero por “mantenimiento de la línea de red y configuración de equipos nuevos de cómputo”.

No es la primera vez que la Procuraduría se enfrenta a dificultades para adelantar el proceso en contra del suspendido parlamentario. Ya había sucedido a mediados de octubre pasado, cuando el Ministerio Público tuvo que oponerse férreamente a las petición hecha por el propio Pulgar de que su proceso se mantuviera bajo la jurisdicción de la Comisión de Ética del Senado de la República.

“Para casos de corrupción la única competente para investigar y sancionar a congresistas es la Procuraduría General de la Nación, como lo establecen los tratados internacionales de lucha contra la corrupción, y recientes fallos del Consejo de Estado, como el que rechazó la demanda de nulidad y restablecimiento del derecho del exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, contra la decisión que lo destituyó e inhabilitó 18 años por los hechos de corrupción relacionados con la cesión del contrato de obra para la adecuación de la calle 26 al Sistema de Transporte Transmilenio”, expresó el organismo de control en su momento, logrando que el Consejo de Estado fallara a su favor el 15 de diciembre de 2020.

Pulgar se encuentra recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, que cuenta con una de las mencionadas salas judiciales virtuales que son, prácticamente, habitaciones equipadas con todo lo necesario para celebrar una videoconferencia, como escritorios, micrófonos, cámaras, computadores conectados a internet y un video beam para proyectar la transmisión del interlocutor, en este caso la Procuraduría.

Coronell, que ventiló los audios que enlodan a Pulgar en primer lugar, se pronunció sobre el posible aplazamiento señalando que, con este, el proceso queda bajo la administración de la nueva procuradora General, Margarita Cabello, exministra de la cartera de Justicia a la que está adscrito el instituto penitenciario y “allegada” del senador.

Hasta el momento, el Ministerio Público no se ha pronunciado al respecto de la solicitud del Inpec, por lo que no hay certeza sobre el estado actual de la audiencia o la posible fecha de reagendamiento.

La Corte Suprema volverá a revisar los audios que tienen en problemas al senador Eduardo Pulgar

Tras casi un mes de silencio, en la tarde de este 5 de enero, se volvieron a tener noticias sobre el caso del suspendido senador Eduardo Pulgar. En un nuevo desarrollo, se supo que la Corte Suprema de Justicia, a través de la Sala de Instrucción, accedió a revisar los audios que tienen al parlamentario en la cárcel La Picota de Bogotá.

Así lo reportó el periódico El Tiempo, citando fuentes anónimas dentro de dicho tribunal, según las cuales, el mismo decidió darle continuidad a una de las objeciones de la defensa de Pulgar relacionada justamente con los audios en los que se le escucha ofreciendo un soborno al juez Andrés Rodríguez Caez para influenciar en un fallo por el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

Según el diario colombiano, los audios serán revisados a pesar de que peritos de la Procuraduría General de la Nación determinaron que no estaban adulterados, lo que de por sí fue uno de los justificantes para enviar a Pulgar a la cárcel en el primer lugar.

La decisión se habría tomado por la insistencia de Jaime Granados, abogado defensor de Pulgar, quien alega que los audios en efecto están modificados, por lo que radicó una objeción de error grave, sustentada y acompañada por los resultados de un proceso de análisis adelantado por peritos independientes. Gracias a esto, las fuentes de la Corte le hablaron a El Tiempo incluso de falsedad en algunos de los audios que se tuvieron en cuenta durante la etapa investigativa del proceso.

Además de esta revisión por parte del alto tribunal, Pulgar todavía tiene otras opciones a favor como el recurso de control de legalidad interpuesto por Granados momentos después de que se dictara la medida de aseguramiento en contra del suspendido congresista y que se resolverá el 25 de enero de este año. También tiene el salvamento de voto del magistrado Francisco Javier Farfán, quien aseguró que antes de decidir enviarlo a la cárcel era justo resolver todas las objeciones planteadas por la defensa.

De esta forma, y aunque desde el diario colombiano aseguran que hay mas pruebas en contra de Pulgar además de las grabaciones, el proceso y la suerte del mismo se alargan hasta no tener un veredicto en todos los frentes mencionados. Entre tanto, el suspendido senador permanece en La Picota

El soborno

En julio de 2020 el periodista Daniel Coronell reveló que en 2017 Eduardo Pulgar, en su primer periodo como senador, invitó a su casa al entonces juez municipal de Usiacurí, en el departamento de Atlántico, Andrés Rodríguez Cáez.

La reunión se dio bajo ciertas sospechas por parte del juez que decidió grabar el encuentro. En esa primera columna, Coronell reveló parte del audio en el que se escucha al senador Pulgar hacer una propuesta:

“No joda, yo quiero apelar a ti para ver cómo me pueden ayudar ustedes, porque esto es un negocio. Esto es un negocio. Yo te digo la verdad... Esto es un negocio. Esto tiene que quedar entre nosotros tres porque los manes están preocupados. Es más, los manes me dicen: si hay que ir hasta allá, yo voy, pero lo ideal es que no vayan a decir nada”.

En el mismo, Pulgar se jacta de tener buen relacionamiento con funcionarios del Gobierno Nacional y asegura que necesita de la ayuda del juez para una “jugada” que involucra a un cercano suyo, Luis Fernando Acosta Osío, y a un pleito familiar con la Universidad Metropolitana de Barranquilla, institución que a cambio aseguraría “platica” y otros beneficios para la campaña electoral del senador.

Lee también: Fiscalía captura a Carlos Albornoz, exjefe de la Dirección Nacional de Estupefacientes

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS