“El daño a la paz ya está hecho”: Jesús Santrich e Iván Márquez anuncian que se quedarán en la ilegalidad

Los jefes de la Nueva Marquetalia enviaron una carta a Piedad Córdoba, asegurando que, para regresar, quienes “hicieron trizas los acuerdos” deberían tener una “sanción”.

Compartir
Compartir articulo
En la imagen, los exlíderes prófugos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez" (i) y Seuxis Hernández Solarte, alias "Jesús Santrich" (d). EFE/Ernesto Mastrascusa/Archivo
En la imagen, los exlíderes prófugos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez" (i) y Seuxis Hernández Solarte, alias "Jesús Santrich" (d). EFE/Ernesto Mastrascusa/Archivo

El pasado 3 de diciembre, la exsenadora Piedad Córdoba mantuvo por horas una reunión con la Comisión de la Verdad en la que hizo pública una carta que le envió a los insurgentes de las Farc Iván Márquez y Jesús Santrich pidiéndoles que dejaran de nuevo las armas y retomaran el acuerdo de paz. En las últimas horas, ambos disidentes le respondieron a Córdoba anunciándole que se quedarán en la ilegalidad.

Córdoba había señalado que no compartía la decisión de los comandantes guerrilleros de volver al conflicto armado, pero matizó afirmando que, “a diferencia de muchos, entiendo que no fue un capricho”. En su comunicación la exsenadora afirma que, si bien el país apenas empieza a conocer los episodios “que dieron al traste con el proceso de paz, hoy pocas tienen dudas de que el exfiscal Néstor Humberto Martínez engañó al país”.

Córdoba le pidió a los fundadores de la ‘Segunda Marquetalia’ que regresaran a la vida civil. “Me duele como a nadie verlos levantados en armas, cuando ustedes estaban destinados a cumplir el mismo papel realizado en la construcción del acuerdo de paz, dirigiendo la bancada de su partido en el Congreso y fortaleciendo la oposición política dentro y fuera del parlamento (...) me niego a creer que el retorno a la guerra sea inamovible”, señaló.

La respuesta de Iván Márquez y Jesús Santrich se conoció hace poco a través de un comunicado. Los disidentes aseguraron que en su caso “hay perfidia y traición, no hay derecho para que se arrebate de esta manera a los colombianos el derecho a la paz, por ahora lograron que la posibilidad de poner fin a 50 años de conflicto interno se nos escurriera como agua entre los dedos”, lo que se puede interpretar como que, por ahora, los guerrilleros no tienen intenciones de dejar la Segunda Marquetalia.

Márquez y Santrich aseguraron que “sus amigos no están tristes de que hayan vuelto al monte” y agregaron que, ahora, el deber de traer la paz a Colombia está en “el pueblo, sus dirigentes, el movimiento social y político volcado en las calles y en toda la geografía de la patria”.

Sin embargo, los integrantes de la nueva guerrilla resaltaron que aún creen que la paz se puede dar, “nos asiste la certeza de que puede ser alcanzada a través de una gran alianza de las fuerzas de la concordia con el propósito abiertamente político de constituirse en Gobierno”, pero advierten que “el daño ya está consumado, Piedad”.

La exsenadora Piedad Córdoba. EFE/David Fernández/Archivo
La exsenadora Piedad Córdoba. EFE/David Fernández/Archivo

En su pronunciamiento, Piedad Córdoba preguntó a los guerrilleros, “¿qué se requiere para recomponer el mal trecho acuerdo de la Habana del que ustedes son suscriptores bajo el carácter plenipotenciarios?, ¿es factible el establecimiento de lo acordado en la Habana por ustedes y el estado colombiano?”

Iván Márquez y Jesús Santrich respondieron lo siguiente: “Debería haber sanción para los que destruyeron e hicieron trizas la paz en un país que la necesitaba y la sigue necesitando más que nadie, para desplegar hoy cualquier esfuerzo que busque la solución política del conflicto, tenemos que encadenar primero la traición y la perfidia del estado”.

De regresar a la legalidad, Santrich y Márquez deberían someterse a la justicia tradicional, debido a que perdieron su lugar en la JEP al ser declarados como prófugos de la justicia.

Los guerrilleros terminaron su comunicado diciéndole a la exsenadora que “nuestros amigos de corazón no están tristes porque regresamos al monte, sino felices porque seguimos vivos y en libertad, con una visión de paz más precisa, más completa y humana resguardada de toda perfidia y sobre todo bendecida por el anhelo infinito de todo un pueblo, visión que fue claramente expuesta en el manifiesto de las Farc EP, Segunda Marquetalia de agosto de 2019”.

Con esta carta dirigida a Córdoba, los ahora jefes de las disidencias dejan claro que no tienen intenciones de regresar a la legalidad, por lo menos no hasta que quienes traicionaron la paz sean “sancionados” y se dé una unión de todos los que quieren la paz en el país.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: