La ruta de la Minga Indígena que llegará a Bogotá

Alrededor de 12.000 integrantes de la Minga se movilizarán mañana hacia la capital del país, al no conseguir que el presidente Iván Duque se desplazara hasta Cali, según Darío Tote, consejero de la CRIC.

Minga indígena en Colombia. Foto: AFP
Minga indígena en Colombia. Foto: AFP

Por: Carlos Andrés Cuevas C.

Unas 12.000 personas, que hacen parte de la Minga Indígena, se movilizarán mañana hacia Bogotá para exigir que el presidente Iván Duque los escuche, aseguró a Infobae Dario Tote, vocero del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), organización que convocó al encuentro.

“Vamos a ir a Bogotá a que el presidente dé la cara en el patio de su casa”, dijo Tote. Según el consejero indígena, en la Minga se tomó como una burla y una ofensa que Iván Duque dejará la silla vacía en el debate convocado y que, pese a que no era lo que ellos exigían, enviara a un equipo de ministros y comisionados de su gabinete a ocupar su lugar.

Pedimos un debate público por la vida, la paz, el territorio y la democracia

Lo que las comunidades indígenas piden, explicó Tote, “es un debate político, no que los ministros vengan a decir cuánto presupuesto han o no dado. Pedimos un debate público por la vida, la paz, el territorio y la democracia, en el que Duque explique al país lo que está haciendo para garantizar la paz, pero parece que él le teme a conversar con los pueblos aborígenes”.

En busca de ese debate es que, mañana, según lo planeado por la Minga, las 12.000 personas, entre comunidades campesinas, afro e indígenas que están en Cali, se trasladarán por la vía Panamericana a Armenia, Quindío. Ese será el primer paso para llegar a Bogotá, luego de la realización de un acto simbólico frente al Centro Administrativo Municipal (CAM), en la capital del Valle del Cauca.

“Acá ya estamos reunidos unos 12.000 representantes de las comunidades de Cauca, Valle del Cauca, Huila, Nariño, Putumayo y Caquetá, dispuestos a salir a Bogotá en más de 500 carros. Aunque, seguramente, en el camino se irán uniendo más personas”, afirmó Darío Tote.

Ya en Armenia, según cuenta el dirigente, se hará un acto de recibimiento en el que esperan “recoger los dolores de la gente que ha vivido la violencia” y en el que organizaciones sociales y sindicales se unirían a la movilización hacia la capital.

El propósito, de acuerdo con el CRIC, es llegar a Bogotá antes del 21 de octubre, fecha en el que está programado el Paro Nacional, para movilizarse y apoyar las manifestaciones. La idea es que de Armenia, la Minga se dirija a Espinal, Tolima. No obstante, estas decisiones pueden ir cambiando sobre la marcha, según se vaya dando la logística de la movilización, debido al número de participantes.

Ante la movilizaciones, la ministra de Interior, Alicia Arango, manifestó su preocupación, debido a que, según ella, pueden contribuir con el aumento de contagios por covid-19 en el país.

Estamos bajo una amenaza cierta y clara del covid

“Recordamos también que las aglomeraciones están prohibidas y en la medida en que nos cuidemos todos, más tiempo pasaremos sin covid. Estamos bajo una amenaza cierta y clara del covid”, dijo Arango el pasado 13 de octubre, posterior al encuentro en el que no se llegó a consenso alguno con la Minga.

Sus comentarios van en la misma línea de los que pronunció el fin de semana del 10 de octubre el ministro de Salud, Fernando Ruiz, quien aseguró que en poblaciones como Ibagué (Tolima) y Fusagasugá (Cundinamarca), con baja afectación de coronavirus, se podrían disparar los contagios ante el posible paso de la Minga durante su recorrido hacia la capital

“Hacemos un llamado a los organizadores de marchas que se vienen gestando en el sur del país, en el sentido del altísimo riesgo de contagio de Covid-19 asociado a esas aglomeraciones de personas”, expresó el ministro Ruiz.

Frente a las declaraciones de los ministros, Darío Tote aseguró que hay una intención del Gobierno de deslegitimar las manifestaciones de la Minga y que quienes se movilizarán hacia Bogotá están cumpliendo con los protocolos de bioseguridad como el uso de tapabocas, la desinfección con alcohol y hasta el uso de guantes.

El 29 de noviembre de 2019, en el marco del Paro Nacional, miembros de la Minga y la Guardia Indígena rindieron homenaje a Dylan Cruz en Bogotá. Archivo
El 29 de noviembre de 2019, en el marco del Paro Nacional, miembros de la Minga y la Guardia Indígena rindieron homenaje a Dylan Cruz en Bogotá. Archivo

“Incluso vamos con makukos, que son nuestros médicos tradicionales, sobanderos y plantas medicinales”, aseguró el consejero del CRIC. “Lo que pasa —agregó— es que quieren estigmatizar las movilizaciones. Así lo hizo Semana, medio que, de manera irresponsable y poniendo en riesgo nuestra vida, afirmó que la Minga está infiltrada por disidencias de las FARC y el ELN, cosa que desmentimos”.

De acuerdo con Tote, entre las razones por las que exigen al presidente Duque que se escuche a la Minga sobresalen las 67 masacres perpetradas durante este año en el país, según Indepaz, y los asesinatos frecuentes de miembros de las comunidades indígenas.

Hoy, 14 de octubre, las comunidades indígenas del Cauca despertaron con la noticia del asesinato de Fredy Güetio Zambrano, exgobernador indígena de 51 años y su esposa, Reina Mera. Sumado a ello, se reportó el homicidio de un menor de 16 años, hijo de otro líder aborigen, en el municipio del Bagre, Antioquia.

“La movilización hacia Bogotá es para defender la vida en nuestros territorios, no solo la de los pueblos indígenas, sino la de todos los colombianos. Defenderla de grupos paramilitares, disidencias de las FARC, miembros del ELN, de otras estructuras criminales organizadas y hasta las transnacionales. Es para pedirle al Gobierno que nos garantice este derecho”, concluyó Darío Tote.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos