(Video: El Tiempo)

Juan Guillermo Valderrama, de 28 años, fue capturado en un operativo que realizó la Policía Nacional en la mañana del sábado, en el barrio Cristal Bajo, sur de Bucaramanga. Valderrama es novio de la chilena Ilse Ojeda quien desapareció el pasado 29 de marzo en esa ciudad.

La Policía Nacional reportó que el cuerpo de la occisa, que supuestamente habría sido incinerado, se localizó en tres puntos del sector rural de El Portachuelo, Rionegro. Además, desean saber si los restos pertenecen a la chilena desaparecida. No se encontraron rasgos de ella.

De acuerdo con lo que informó la policía, Ilse llegó a Colombia con su novio, el expolicía colombiano Juan Valderrama, 23 años mayor que ella. Supuestamente recorrieron lugares turísticos como: Medellín, Puerto Parra, Curití y Bucaramanga (Santander). Sin embargo, la familia de la mujer chilena no sabe nada de su paradero desde el 30 de marzo.

La familia de Ilse Ojeda dijo que viajó a Colombia por vacaciones (Foto: Twitter/Anil_Anaya)
La familia de Ilse Ojeda dijo que viajó a Colombia por vacaciones (Foto: Twitter/Anil_Anaya)

Esto alteró a las autoridades y los familiares pensaron que algo pudo haberle ocurrido.

De acuerdo con el medio El Tiempo Valderrama contó su versión: dijo que el último día que la vio fue el 29 de marzo, en una tienda en Bucaramanga. Ilse Ojeda supo de que Juan le fue infiel con una extranjera, que responde al nombre de Becky Evans, sin decir nada salió de la tienda, y mientras Juan pagaba la cuenta Ilse desapareció.

Se dice que Ilse Ojeda llegó a Colombia con una cantidad de USD 30,883, después de irse de los Carabineros de su país, en dicha institución llegó al grado de sargento.

Valderrama convenció a Ilse de quedarse en Bucaramanga y así poder empezar un negocio entre los dos.

Se localizaron restos óseos y la Policía los envió al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Bucaramanga (Foto: Archivo)
Se localizaron restos óseos y la Policía los envió al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Bucaramanga (Foto: Archivo)

En cuanto a lo que la policía descubrió fue un cuerpo incinerado en la zona boscosa de Rionegro: solo había restos óseos y aun no tienen pruebas si es de una mujer, ya que no fueron halladas pertenencias, ni prendas de vestir.

Las autoridades no descartan que los huesos que descubrieron sean de la sargento chilena. Los restos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Bucaramanga donde los expertos en materia forense podrán declarar el sexo de los restos encontrados.