Descubrieron un barco mercante romano naufragado en el siglo II antes de Cristo y repleto de anforas intactas

Carabineros italianos informaron que el navío está frente a las costas de Civitavecchia, en el centro del país. Cargaba cientos de recipientes utilizados para transportar vino

Compartir
Compartir articulo
Imagen de las ánforas encontradas por la división de los Carabinieri de Italia dedicada al patrimonio cultural en un pecio de un antiguo carguero romano en el fondo del mar en Civitavecchia, cerca de Roma, Italia, 25 de julio de 2023. Carabinieri/Handout via REUTERS
Imagen de las ánforas encontradas por la división de los Carabinieri de Italia dedicada al patrimonio cultural en un pecio de un antiguo carguero romano en el fondo del mar en Civitavecchia, cerca de Roma, Italia, 25 de julio de 2023. Carabinieri/Handout via REUTERS

Los Carabineros italianos descubrieron en el fondo del mar frente a las costas de Civitavecchia, en el centro de Italia, una nave mercante de la Antigua Roma del siglo II-I a.C, repleta de ánforas en perfecto estado de conservación.

La inspección con robot submarinos reveló la presencia de un antiguo pecio de una nave oneraria romana, un tipo de barco de transporte, no sólo comercial sino también militar, que ha sido datada entre el siglo II-I, a unos 160 metros de profundidad en un fondo arenoso.

En el barco se pueden observar aún el cargamento de cientos de ánforas romanas, la mayoría intactas, que se encontraban en un deposito, informaron en un comunicado.

Las ánforas romanas han sido identificado del tipo “Dressel 1 B”, que son las que se utilizaban para el transporte del vino.

Imagen de referencia de ánforas romanas Foto: Florian Sanktjohanser/dpa/Archivo
Imagen de referencia de ánforas romanas Foto: Florian Sanktjohanser/dpa/Archivo

Según los Carabineros, el buque mercante podría haber superado las dimensiones de 20 metros de eslora.

El robot ROV (Remotely Operated Vehicle) que incluye sonar y ecosonda con la ayuda de una moderna patrullera permitió realizar la cartografía completa del yacimiento arqueológico sumergido y permitió la identificación, en el perímetro inmediato del pecio, también de dos troncos de ancla romanos en pertenecientes al antiguo navío.

De acuerdo a los Carabineros, el excepcional descubrimiento representa un ejemplo de los naufragios que se producían en la época cuando el barco romano se enfrentó a los escollos del mar en un intento de alcanzar la costa y constituye una prueba de las antiguas rutas comerciales.

Ahora se ocupara la Superintendencia Nacional de Bienes Culturales Subacuáticos de Taranto (sur) de o los procedimientos necesarios para inspeccionar y salvaguardar la zona arqueológica.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: