Especialistas de la Secretaría Nacional de Pesca y Agricultura inspeccionan en los restos de la ballena azul (Sernapesca)
Especialistas de la Secretaría Nacional de Pesca y Agricultura inspeccionan en los restos de la ballena azul (Sernapesca)

Un grupo de personas se fotografiaron con los restos de una ballena y grabaron nombres sobre la piel de cetáceo en el sur de Chile, provocando la indignación de los protectores de la fauna silvestre.

La enorme ballena azul apareció muerta sobre la playa a unos 180 kilómetros de la ciudad de Punta Arenas, en la provincia de Magallanes, y a unos 20 metros del mar.

Dos personas se toman fotos sobre el cadáver de la ballena (Sernapesca)
Dos personas se toman fotos sobre el cadáver de la ballena (Sernapesca)

El director regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Chile (Sernapesca), Patricio Díaz, dijo a la cadena CNN en Español que un equipo de su departamento llegó al lugar el sábado, pero el animal ya había muerto.

No se sabe si murió en el mar y fue arrastrada a tierra, o si por el contrario su deceso sucedió luego de que encallara.

No se sabe de qué murió la ballena, pero su especie está en riesgo de extinción (Sernapesca)
No se sabe de qué murió la ballena, pero su especie está en riesgo de extinción (Sernapesca)

"No es inusual que ocurran varamientos de ballenas por diferentes motivos. Pero es especial que se trata de una ballena azul, que es una especie que está en riesgo", lamentó Díaz.

Pero mayor fue su indignación al comprobar que varias personas se habían sacado fotos con la ballena muerta, y que algunas le habían rayado la piel grabando sus nombres.

“Ana”, grabado en la piel del cetáceo (Sernapesca)
“Ana”, grabado en la piel del cetáceo (Sernapesca)

Aprovechando la celebración el 19 de febrero del Día Mundial de las Ballenas, el funcionario denunció estas prácticas y aseguró que Sernapesca evalúa sanciones.

Incluso la cuenta de Twitter de la Secretaría citó una frase atribuida a Mahatma Gandhi: "La grandeza de una nación y su progreso moral, pueden ser juzgadas por el modo en que trata a sus animales".

Los restos serán ahora estudiados por científicos marinos y luego llevados a un museo.

LEA MÁS: