Fidel Castro era un hombre de temer. Un dictador típico del siglo XX. Y debatir o discutir con él de forma espontánea y en público era imposible. Por eso, la experiencia del periodista cubano Juan Manuel Cao fue un duro golpe para el dirigente comunista quien creía que su agenda tranquila durante su última visita a la Argentina en 2006 sería tranquila.

Durante un alto en su agenda, Castro quiso demostrar que podía responder libremente las preguntas de los periodistas que asistían a la Cumbre del Mercosur que se desarrolló en la provincia de Córdoba, en el centro de la Argentina. Sin embargo, el intercambio con un compatriota lo llevó al extremo de enfurer.

Cao, un periodista crítico del régimen cubano perteneciente a la cadena de noticias América Tevé, le consultó respecto a la posibilidad de que una disidente pudiera viajar al país sudamericano para encontrarse con su familia. Castro montó en cólera y comenzó a acusar al reportero de trabajar para intereses ocultos.

Juan Manuel Cao es un reconocido periodista cubano exiliado en Estados Unidos
Juan Manuel Cao es un reconocido periodista cubano exiliado en Estados Unidos

"¿A ti quién te paga para venir a hacer preguntas como esas?", lo increpó el dictador. "Los amigos de aquel que estaba haciendo la pregunta pueden estar preparando un atentado, se han dedicado durante 40 años a hacer eso", añadió Castro en aquella oportunidad. Y siguió, molesto, con otro periodista: "¿Por qué no buscas a Bush y le preguntas por Posada Carriles y los crímenes que se han cometido en su país?".

LEA MÁS: