Simoneta Gómez-Acebo viaja hasta Sanxenxo para participar en las regatas con su tío, el Rey Juan Carlos I

Guardar

Nuevo

infobae

Tras aterrizar el pasado miércoles en Vigo, el Rey Juan Carlos I se dejaba ver por primera vez en Sanxenxo este viernes. El emérito decidió no salir de la casa del armador del 'Bribón' en las últimas 48 horas, en las que habría recibido la visita de algunos amigos y disfrutado de la gastronomía gallega como hace en cada una de sus visitas a la localidad pontevedresa. Este sábado le hemos vuelto a ver y... ¡atención! no ha estado solo. El Rey Juan Carlos llegaba al Club Náutico de Sanxenxo junto con su inseparable amigo, Pedro Campos, y allí se encontraba con su sobrina, Simoneta Gómez-Acebo. Esta ha decidido viajar al norte este fin de semana para disfrutar junto al monarca de las regatas. Ella le esperaba en el puerto y, tras llegar, bajaban a las embarcaciones, pero ¡ojo! no se han montado en la misma. Mientras el emérito se montaba en 'El Bribón', Simoneta lo hacía en 'Cristina'. Un fin de semana de lo más emocionante para ambos que se han vuelto a reencontrar después de la misa funeral de Fernando Gómez-Acebo. Se trata de la quinta visita del Emérito a España en lo que llevamos de 2024. Además de sus 3 viajes a Sanxenxo, Don Juan Carlos también se ha desplazado a Madrid para asistir a la boda del alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, con Teresa Urquijo, y a la misa funeral por su sobrino Fernando Gómez-Acebo, donde se reencontró con toda su familia y con los Reyes Felipe y Letizia, con los que derrochó complicidad y cercanía.

Guardar

Nuevo