Italia juzgará en octubre a los cuatro agentes egipcios por asesinato de estudiante italiano

La justicia italiana juzgará en contumacia a partir de octubre a los cuatro agentes de los servicios secretos de Egipto por el brutal asesinato en 2016 en ese país del estudiante italiano  Giulio Regeni, anunció este martes el tribunal de Roma.

"Con el asesinato de Giulio se han violado todos los derechos humanos, pero a partir de hoy tenemos la esperanza de que al menos no se viole el derecho a la verdad", reaccionó Alessandra Ballerini, abogada de la familia, citada por la agencia de prensa AGI.

"Nos tomó 64 meses, pero lo logramos", agregó.

El asesinato en Egipto del estudiante de 28 años, que cursaba un doctorado en la Universidad de Cambridge, en Reino Unido y estaba realizando una investigación académica sobre los sindicatos egipcios, un tema político sensible, desató un movimiento de protesta e indignación en Italia.

En muchos balcones, ventanas e inclusive instituciones estatales de la península cuelgan pancartas con la foto del estudiante con el lema "Verdad para Regeni".

El cadáver fue hallado mutilado, varios días después de su desaparición, al costado de una carretera cerca de El Cairo.

Una autopsia hecha en Italia reveló horribles torturas, múltiples cortes y varios huesos rotos, lo que sugiere que había recibido golpes de "puños, palos y martillos".

Una letra "X" fue tallada en la piel de su frente y mano y todas las uñas habían sido arrancadas, según revelaron medios italianos.

Los cuatro funcionarios egipcios que serán juzgados son el general Tariq Sabir, y los oficiale, Athal Kamel Mohamed Ibrahim, Uhsan Helmi y Magdi Ibrahim Abdelal Sharif.

El agente Sharif ha sido acusado de asesinato y lesiones graves, ya que la fiscalía italiana considera que es el responsable de las torturas que terminaron por causarle la muerte a Giulio Regeni.

El 31 de diciembre, el gobierno italiano consideró "inaceptable" la decisión de la fiscalía egipcia de liberar a los agentes de la Seguridad Nacional implicados en el caso.

El caso ha tensado las relaciones entre El Cairo y Roma e Italia ha acusado regularmente a las autoridades egipcias de no cooperar, e incluso de crear pistas falsas para los investigadores italianos.

La semana pasada, el jefe de gobierno Mario Draghi recibió a los padres de Giulio Regeni.

bur-kv/mb