Futbolistas de Perú piden no votar por el comunismo

LIMA (AP) — Un grupo de jugadores de la selección peruana de fútbol pidió no votar por el comunismo en las próximas elecciones presidenciales a través de videos publicados el lunes, parte de una campaña política con apoyo implícito a la candidata derechista Keiko Fujimori.

Es la primera vez que un grupo de jugadores de la blanquirroja revelan por quién no votarán en el balotaje del 6 de junio, en el que Fujimori enfrentará al profesor izquierdista Pedro Castillo, al que sus opositores acusan de ser comunista.

En comicios presidenciales previos, los futbolistas de la selección nacional se abstuvieron de intervenir en política y no se escuchó que hayan tomado posición en las redes sociales. La nueva campaña “Ponte la camiseta Perú” se difunde a través de Facebook, Twitter e Instagram.

El mediocampista Edison Flores, del D.C. United de Estados Unidos, dijo en un video: “No soy comunista, voto por la democracia”. El defensa Carlos Zambrano, del Boca Juniors de Argentina, añadió: “Quiero un Perú sin comunismo y libre, y sobre todo en paz”.

Otros jugadores que participan en esta campaña son Jefferson Farfán de Alianza Lima, Luis Advíncula del Rayo Vallecano, André Carrillo del Al-Hilal FC de Arabia Saudí, Paolo Hurtado que no cuenta con equipo; Raúl Ruidíaz del Seattle Sounders FC de Estados Unidos, Pedro Gallese del Orlando City SC del mismo país, Wilmer Cartagena del Godoy Cruz de Argentina y Miguel Trauco del Saint-Etienne de Francia.

Gallese dijo en otro video: “Ahora hay un discurso que nos pretende dividir y diferenciar entre ricos y pobres, cholos, blancos y negros, cuando lo que necesitamos es unirnos más”. El arquero añadió que el día de las elecciones “es importante votar sin odios, sin rencores”.

Elkin Sotelo, del área de prensa de la Federación Peruana de Fútbol, dijo a The Associated Press que los jugadores “son libres de opinar”, y añadió que la federación no organizó esa campaña. El entrenador argentino de la blanquirroja, Ricardo Gareca, no se ha manifestado.

La segunda vuelta electoral de junio ha dividido a los peruanos porque los candidatos están en los extremos políticos. La derechista Fujimori, de 45 años e hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, está acusada de dirigir un grupo criminal para lavar activos y la fiscalía pide que se le sentencie a 30 años de cárcel.

Castillo, un profesor rural de una aldea pobre y dirigente del sindicato de maestros, afirma representar a los más empobrecidos y dice que si llega al poder cobrará las deudas que grupos multinacionales mantienen con la agencia tributaria.

En su campaña política para la segunda vuelta, Fujimori dejó de usar el color naranja característico de su partido y lo cambió por la camiseta de la selección peruana. Empresas dueñas de paneles publicitarios han colocado letreros en las principales ciudades del país en los que piden no votar por el comunismo, supuestamente representado por Castillo. Fujimori afirma que si llega al poder realizará un gobierno democrático con espacio para todos los peruanos.

Tres días antes de la segunda vuelta, la selección de Perú juega ante Colombia por las eliminatorias de Qatar 2022 en el Estadio Nacional de Lima.

En el balotaje ganará quien obtenga más votos y gobernará desde el 28 de julio, cuando se cumplen 200 años de independencia de Perú del dominio español.