Denuncian una nueva detención de la artista Tania Bruguera en La Habana

Fotografía de archivo fechad el 12 de diciembre de 2010 de la artista cubana Tania Bruguera en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), en León (España). EFE/J.Casares/Archivo
Fotografía de archivo fechad el 12 de diciembre de 2010 de la artista cubana Tania Bruguera en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), en León (España). EFE/J.Casares/Archivo

La Habana, 16 mar (EFE).- La artista cubana Tania Bruguera fue detenida este martes en La Habana y permanece en paradero desconocido, denunció el Instituto Internacional de Artivismo "Hannah Arendt" (Instar), que dirige la también activista.
Esta organización denunció a través de las redes sociales que Bruguera "fue secuestrada" esta mañana en una calle de la capital por supuestos agentes de la Seguridad del Estado y exigió su liberación, así como "el cese de los atropellos contra artistas, activistas e intelectuales".
El arresto se conoció a través de la autora y activista Juliana Rabelo, quien se encontraba con Bruguera en el momento en el que fue interceptada, y difundió lo ocurrido en su cuenta de Facebook.
"Tania me acompañaba para mostrarme la localización de la charcutería de la esquina. Un auto blanco de placa particular, dos mujeres y tres hombres salen de la nada y en pocos segundos se llevan a Tania", relató Rabelo, quien no obtuvo respuesta cuando preguntó a los agentes quiénes eran y a dónde la llevaban.
Bruguera, conocida por sus interpretaciones de tinte político y por haber participado en eventos en la Tate Modern de Londres y el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, ha sido detenida en Cuba en numerosas ocasiones.
También forma parte del Movimiento 27N, articulado después de que el 27 de noviembre del año pasado más de 300 figuras del ámbito cultural y simpatizantes se concentraran pacíficamente frente al Ministerio de Cultura para pedir libertad de expresión y creación, así como el cese del acoso policial a los creadores críticos con el Gobierno.
Artistas, activistas y periodistas independientes han denunciado en los últimos meses un incremento de la represión que incluye vigilancia policial, actos de repudio, detenciones arbitrarias y arrestos domiciliarios sin haber cometido delito alguno.
El Gobierno cubano, mientras, acusa a estas personas de ser "contrarrevolucionarios" al servicio de Estados Unidos y ha emprendido una intensa campaña de descrédito contra ellos en la prensa estatal.