Universidad de Chile y U. Católica terminaron sin goles

U. de Chile y U.Católica no lograron abrir el marcador en el partido correspondiente a la fecha 21, disputado este miércoles en el Nacional.

Fernando Zampedri estrelló un disparo en el palo a los 15 minutos del primer tiempo y ahogó el grito de gol de toda su hinchada.

La figura del encuentro fue Valber Huerta. El defensor de U. Católica fue importante debido a que recuperó 11 pelotas y despejó 4 pelotas peligrosas.

Por otro lado fue clave Luis Casanova. El defensor de Universidad de Chile fue importante debido a que despejó 6 pelotas peligrosas.

Al minuto 57 del segundo tiempo, el volante de U. Católica Gastón Lezcano dejó en ridículo con un estupendo caño a Matías Rodríguez, defensor de Universidad de Chile.

Fue un partido lleno de infracciones, con una alta dosis de juego brusco y cargado de interrupciones. Hubo gran cantidad de amonestados: Jean Beausejour, Matías Rodríguez, Fernando Zampedri, Luis Del Pino Mago, Juan Fuentes y Luciano Aued.

El entrenador de U. de Chile, Rafael Dudamel, dispuso en campo una formación 4-3-3 con Fernando De Paul en el arco; Matías Rodríguez, Osvaldo González, Luis Casanova y Jean Beausejour en la línea defensiva; Gonzalo Espinoza, Fernando Cornejo y Walter Montillo en el medio; y Reinaldo Lenis, Joaquín Larrivey y Pablo Aránguiz en el ataque.

Por su parte, los conducidos por Ariel Holan se plantaron con una estrategia 4-3-3 con Matías Dituro bajo los tres palos; José Pedro Fuenzalida, Juan Fuentes, Valber Huerta, Raimundo Rebolledo en defensa; Ignacio Saavedra, Gastón Lezcano y Luciano Aued en la mitad de cancha; y Diego Buonanotte, Fernando Zampedri y Edson Puch en la delantera.

El árbitro designado para el encuentro fue Roberto Tobar Vargas.

U. de Chile visitará a Audax Italiano en la próxima jornada, mientras que U.Católica recibirá a Santiago Wanderers en el estadio San Carlos de Apoquindo.

El local está en el sexto puesto con 36 puntos y 9 triunfos, mientras que el visitante llegó a las 47 unidades y busca una victoria para mantenerse en lo más alto de la tabla.