El fútbol italiano se divide sobre el algoritmo para determinar la tabla de la Serie A

Imagen de un entrenamiento del Brescia. EFE/EPA/SIMONE VENEZIA
Imagen de un entrenamiento del Brescia. EFE/EPA/SIMONE VENEZIA

Roma, 4 jun (EFE).- La Federación de Fútbol italiana (FIGC), que recibió la semana pasada el visto bueno del Gobierno para reanudar la Serie A el 20 de junio, quiere estar preparada incluso si la pandemia del coronavirus obligara a un nueva interrupción y ha elaborado un algoritmo para determinar la clasificación final que está generando debate entre los clubes.
La FIGC desea que sea el terreno de juego el que establezca la clasificación final de la Serie A 2019-2020, pero el presidente Gravina ordenó a sus colaboradores tener listo un algoritmo que, basándose en los resultados cosechados por un club hasta una determinada fecha, determine la tabla final en caso de interrupción definitiva de la temporada.
"No puede ser una solución", lamentó recientemente el consejero delegado del Inter de Milán, Giuseppe Marotta. "El deporte es bonito porque es imprevisible", consideró el presidente del Torino, Urbano Cairo, y a ellos se sumaron otros representantes de la cúpula directiva del fútbol italiano para mostrar su escepticismo.
"¿Cómo se puede considerar lo imprevisible, que es la base del fútbol? Somos contrarios a todo tipo de solución que no sea terminar la temporada o 'congelar' la clasificación", dijo Marotta.
"El deporte es bonito porque es imprevisible, como el Milan que va ganando 3-0 contra el Liverpool en Estambul y en pocos minutos pierde el partido (en la final de la Liga de Campeones 2005), o el Juventus que pierde el título en Perugia (Serie A 1999-2000), el Inter que lo pierde en 2002", consideró el presidente del Torino.
"Es muy peligroso hablar de algoritmos hoy, sería aplicar una medida matemática que en el fútbol no existe", prosiguió.
Cabe destacar que, de momento, aplicar este algoritmo forma parte del plan C de la FIGC, por lo que sería la última solución para determinar la clasificación final de la Serie A y, de paso, los equipos clasificados para las próximas copas europeas.
El plan A de la FIGC es terminar la temporada en el campo, jugando las doce jornadas que quedan entre el 20 de junio y el 2 de agosto, y el plan B prevé la disputa de unas eliminatorias al estilo "playoff" y "playout" para establecer el título de campeón de Italia y los equipos descendidos.
Este jueves, el presidente federal Gravina defendió que el algoritmo sigue un "principio de equidad y sentido común".
"Nuestro objetivo es establecer los resultados de este campeonato sobre el campo. Siempre sostuve que cambiar el formato con la liga ya empezada sería necesario solo en caso de interrupción definitiva. En cambio, ahora estamos muy cerca de poder terminar la liga, es correcto que se jueguen todos los partidos", afirmó Gravina en una entrevista al diario "Il Mattino".
"Si el campeonato se interrumpiera de nuevo, no me parece correcto congelar la clasificación sin tomar en cuenta los partidos que quedan por jugar, con algunos clubes que a lo mejor podrían tener menos partidos que otros. El algoritmo se inspira en un principio de equidad y sentido común", concluyó.
La Serie A, parada desde el 9 de marzo, en la jornada 26, tiene actualmente al Juventus Turín líder con un punto de ventaja sobre el Lazio, segundo, y nueve sobre el Inter de Milán, tercero.
Andrea Montolivo

MAS NOTICIAS