La UE suspende sus reglas de disciplina presupuestaria por coronavirus

Los países de la Unión Europea (UE) dieron este lunes su visto bueno a la propuesta de la Comisión Europea de suspender las reglas de disciplina presupuestaria para permitir a los gobiernos aumentar su gasto público para enfrentar el nuevo coronavirus.

La inédita decisión "garantizará la flexibilidad necesaria para adoptar todas las medidas necesarias para apoyar nuestros sistemas de salud (...) y proteger nuestras economías", indicaron los ministros de Finanzas europeos en una declaración común.

Los 27 estimaron que "se cumplen las condiciones" para activar la "cláusula general de escape" del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), según el ministro croata Zdravco Maric, cuyo país asume la presidencia por témpore de la UE.

"En estos tiempos excepcionales, necesitamos hacer esto para minimizar el daño causado por el virus", se felicitó el ministro neerlandés Wopke Hoekstra, cuyo país es un firme defensor de la disciplina fiscal en el bloque.

El PEC, aplicable a los 19 países de la zona euro, limita el déficit público al 3% y la deuda pública al 60% del Producto Interior Bruto (PIB), so pena de sanciones económicas. La Comisión se encarga de evaluar el cumplimiento de las mismas.

La titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, propuso el viernes activar la "cláusula de escape general", creada en 2011 en plena crisis de la deuda, para que los países puedan escapar de la férula fiscal y aumentar su inversión frente al COVID-19.

Bruselas apoya así los millonarios anuncios de gasto público en países como Italia, Francia y España para socorrer a sus sistemas de salud y sus economías del impacto del nuevo coronavirus que, según la UE, podría hacer caer en recesión al bloque en 2020.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) fue más allá este lunes y advirtió que la recesión mundial por la pandemia podría ser peor que la provocada por la crisis financiera de 2008, que se tradujo en la UE en altos niveles de desempleo.

Italia, tercera economía europea, con una elevada deuda pública, es con unos 60.000 contagios y más de 5.000 decesos el país europeo más afectado por la pandemia, que también asestó un duro golpe a su sector turístico, seguido de España.

Europa es el actual epicentro del nuevo coronavirus, que se inició en diciembre en China y ha provocado más de 15.000 muertos y más de 354.000 casos de contagios confirmados en el mundo, según un balance de la AFP a las 17H00 GMT del lunes.

Los ministros de Finanzas de la UE deben discutir el martes por videoconferencia sobre una respuesta colectiva más fuerte con los "coronabonos" o la movilización del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) sobre la mesa.

Los "coronabonos" permitirían mutualizar los riesgos vinculados a la deuda pública, algo a lo que siempre se han opuesto Alemania y Países Bajos, considerados como lugares donde la deuda es más segura respecto a los del sur del bloque.

Respecto al MEDE, que dispone de un fondo para crisis de 410.000 millones de euros, este mecanismo podría acordar líneas de crédito precautorias a un país para enviar un mensaje tranquilizador a los mercados.

tjc/af

MAS NOTICIAS