La madre de la asesina del dueño de “La Maison” contó el “infierno” que vivió su hija con el empresario

En un posteo en Facebook, Bettina Díaz aseguró que el empresario Gonzalo Aguiar tenía dinero, poder y contactos que lo hacían provocar temor

Compartir
Compartir articulo
Bettina Díaz, la madre de Romina Camejo, quien mató a balazos a su ex pareja en Punta del Este  (Facebook Bettina Díaz)
Bettina Díaz, la madre de Romina Camejo, quien mató a balazos a su ex pareja en Punta del Este (Facebook Bettina Díaz)

(Desde Montevideo, Uruguay) - La joven Romina Camejo, de 26 años, tenía una relación violenta con su ex pareja, el empresario Gonzalo Aguiar. Su defensa asegura que no se animó a presentar denuncias por estos episodios por temor a represalias. En la madrugada del lunes, cuando vio que Aguiar llegaba a la casa en la que se alojaba, Camejo tomó un arma y le disparó cinco veces. El empresario murió en el lugar.

El abogado de Camejo, Camilo Silvera, basa su defensa en la legítima defensa. Y más allá de la estrategia judicial, la familia de la mujer salió a defenderla públicamente.

En una carta publicada en Facebook, su madre, Bettina Díaz, contó el “infierno” que vivió su hija en la relación con el empresario. “Solo Dios y las personas que conocemos su corazón sabemos cuánto dolor se escondía detrás de sus lágrimas”, escribió.

Bettina Díaz, la madre de Romina Camejo, quien mató a balazos a su ex pareja en Punta del Este  (Facebook Bettina Díaz)
Bettina Díaz, la madre de Romina Camejo, quien mató a balazos a su ex pareja en Punta del Este (Facebook Bettina Díaz)

Díaz recordó que su hija transitó sola el embarazo de su hija, que fue de “alto riesgo”, y relató que durante ese proceso se vio “acosada constantemente” por su ex pareja. Era “víctima de amenazas por parte de un narcisista que le hacía vivir en estado de alerta su momento más vulnerable”, escribió.

Camejo “lamía sus heridas” en su cuarto, con su hija –que actualmente tiene seis meses– en brazos y escuchando música.

“La acompañamos en el proceso todo lo que pudimos desde el amor y la contención que ofrece una familia, pero era solo cuestión de tiempo para que este ‘señor’ lograra sacarla de su lugar seguro. No había opción. Tenía dinero, poder, contactos y ejercía temor en su entorno”, narró Díaz.

Gonzalo Aguiar y Romina Camejo ostentaba una vida de lujos en sus redes sociales (@romicamejo1)
Gonzalo Aguiar y Romina Camejo ostentaba una vida de lujos en sus redes sociales (@romicamejo1)

Aguiar –según esta versión– se iba con su hija los días que estaban marcados sin importar que su madre no la amamantara. Según él, “ningún bebé se moría por no tomar teta y no ver a su madre”. “¡Todos sabemos que cuando hay dinero de por medio esas cosas se tapan! ¿Qué hubieran elegido ustedes en el lugar de Romina?”, preguntó.

“Ella se fue de su lugar seguro con su bebé en los brazos y las valijas llenas de miedo, pero con la esperanza de que en una de esas este hombre con la ‘paternidad’ cambiara, que su pequeña lograra apaciguar la relación, pero fue peor”, aseguró.

Díaz escribió que en este tiempo Camejo vivió “un infierno” y, por eso, le causa dolor leer comentarios “destructivos en algunos lados”. También se molestó con que el rostro de su hija se haya mostrado libremente en todos los medios y haya sido juzgada “sin saber”.

(@romicamejo1)
(@romicamejo1)

“No todo lo que mostramos en las redes es real. A veces es fachada para maquillar el verdadero sufrimiento, para escapar por un momento de tristes realidades. Todos llevamos una cruz y nadie conoce el peso de cada una, por ende, piensen antes de hablar”, expresó.

Camejo mostraba una vida de lujo en sus redes sociales, donde posteó fotos en autos de alta gama, practicando tiro y en una boda ficticia con Aguiar, que costó más de USD 150.000, y que tuvo como invitadas a varias figuras del sistema político.

Díaz agradeció a todas las personas que se comunicaron para expresar su apoyo y pidió disculpas porque no tuvo fuerza para abrir y responder los mensajes.

La cantante Romina Camejo, que asesinó a su expareja a disparos, había aprendido a disparar con él (@romicamejo1)

Adriana Díaz, la tía de Camejo, también expresó públicamente el apoyo a su sobrina. En la puerta del juzgado aseguró ante los medios que Aguiar “la intimidaba” y que mantuvieron una relación “violenta”. Contó que él era “adicto” y que su sobrina no quería que tuviera contacto con la bebé.

Díaz contó que no hubo denuncias por violencias porque Aguiar era una persona con “poder” que tenía “contactos políticos”. “No es tan fácil hacer una denuncia. Si tenés a toda tu familia amenazada de muerte, no es tan fácil”, comentó ante los medios.