Bill Gates pronosticó que la IA cambiará la vida de estas cuatro formas que jamás imaginamos

Con la tecnología de inteligencia artificial, los asistentes digitales podrían enriquecer la rutina, aumentando la eficiencia en las tareas diarias y el bienestar emocional

Compartir
Compartir articulo
El cofundador de Microsoft prevé que los asistentes de inteligencia artificial se convertirán en plataformas que manejarán nuestras acciones mediante instrucciones verbales (Imagen Ilustrativa Infobae)
El cofundador de Microsoft prevé que los asistentes de inteligencia artificial se convertirán en plataformas que manejarán nuestras acciones mediante instrucciones verbales (Imagen Ilustrativa Infobae)

La tecnología avanza a pasos agigantados, y con ella, nuestra manera de vivir y relacionarnos está a punto de experimentar una transformación radical. Es Bill Gates quien proyectó un escenario a cinco años vista donde la inteligencia artificial no solo simplificará tareas que hoy nos parecen intrínsecas a nuestra cotidianidad, sino que redefinirá la esencia de la comunicación y el apoyo personal.

Con los avances en IA, estamos en la víspera de una era en la que nuestra interacción con el mundo digital será más intuitiva y nuestros asistentes virtuales no solo serán herramientas, sino colaboradores constantes en nuestra vida diaria. A continuación, exploramos cuatro visiones futuristas propuestas por Gates que están al borde de convertirse en nuestra nueva realidad.

Adiós a los sistemas operativos tradicionales

El cofundador de Microsoft predijo que en un lapso de cinco años, los asistentes personales de IA reemplazarán la necesidad de utilizar sistemas operativos convencionales. En lugar de depender de las diferencias entre Windows, macOS o Android, estos agentes funcionarán como plataformas omniscientes, capaces de ejecutar tareas a través de instrucciones verbales.

La personalización será tal que estos asistentes conocerán nuestras preferencias y rutinas para responder de manera más eficiente a nuestras demandas.

Un asistente en tu oído

Gates consideró que la próxima gran revolución en la interacción entre humano y la IA se dará a través de dispositivos auditivos. La implementación de auriculares u otros medios similares posibilitará una comunicación cercana y directa con nuestros asistentes digitales.

Estos dispositivos nos mantendrán informados sobre eventos en tiempo real y nos asistirán con recordatorios y notificaciones de manera discreta y práctica, permitiendo así una asistencia permanente que enriquecerá nuestro día a día con una eficiencia sin precedentes.

IA en la gestión de relaciones

Los agentes de inteligencia artificial también revolucionarán las interacciones sociales. Según Gates, estos asistentes virtuales facilitarán la organización de eventos sociales y la gestión de detalles como los regalos de cumpleaños, involucrándose incluso en la compra de estos.

La coordinación de horarios para encuentros entre amigos ya no requerirá llamadas o mensajes, sino que serán tarea de los agentes de IA, los cuales se comunicarán entre sí para encontrar el momento adecuado, planteando un cambio significativo en cómo manejamos nuestras relaciones personales.

Los agentes de IA personalizados conocerán nuestras rutinas para una interacción más eficaz y personal. (Imagen ilustrativa Infobae)
Los agentes de IA personalizados conocerán nuestras rutinas para una interacción más eficaz y personal. (Imagen ilustrativa Infobae)

Terapia asistida por IA

La propuesta más innovadora del magnate tecnológico es que la IA podría llegar a desempeñar un papel de terapeuta personal. Con la existencia de chatbots como Wysa y Youper, que ya ofrecen soporte emocional y han mostrado eficacia en aliviar ansiedades y otros malestares psíquicos, se vislumbra una nueva forma de acceder a la salud mental.

Estos avances son prometedores para hacer frente a la falta de profesionales, los altos costos de la terapia y los estigmas asociados a la búsqueda de ayuda en salud mental, ampliando la disponibilidad de recursos terapéuticos a quienes lo necesiten.

En conclusión, la inteligencia artificial no solo está camino a simplificar nuestra interacción con los dispositivos y sistemas que usamos, sino que también promete transformar aspectos fundamentales de las relaciones humanas y el bienestar personal. En un futuro no muy lejano, podremos contar con asistentes virtuales que no solo mejorarán la eficiencia de nuestras tareas diarias, sino que también enriquecerán nuestra vida social y emocional.