162
162

El paso del tiempo no se puede evitar. Pero lo que sí es posible es envejecer saludablemente. Y una de las claves para esto es recuperar la piel después del verano.

"El envejecimiento cutáneo es un evento natural que no puede evitarse; va más allá de lo estético y puede comprometer seriamente la salud de la piel. Por esto la clave es entender que no se trata de no envejecer, sino de envejecer bien, aceptando lo que no se puede cambiar y tratando lo que se puede evitar. Lo importante es lograr que la piel luzca menos arrugada y sin manchas", destacó el doctor Christián Sánchez Saizar, dermatólogo y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD).

En ese sentido, recordó que incorporar hábitos saludables siempre es de gran ayuda si de delinear estrategias preventivas se trata.

Y enumeró:

-La dieta balanceada y el ejercicio permiten el control de otros sistemas que terminarán repercutiendo en la piel.

-El consumo de cigarrillo y alcohol por sí mismos deterioran no sólo a la piel, sino otros órganos, lo que afecta directa e indirectamente los procesos de envejecimiento.

-La protección contra la luz solar logra combatir gran parte del envejecimiento por sí misma.

-Los antioxidantes pueden modificar los excesos de especies reactivas de oxígeno, protegiendo al sistema de su toxicidad.

"Durante el verano tenemos un tiempo mayor de exposición al sol y por lo tanto la posibilidad de daño causado por la radiación ultravioleta también es mayor", resaltó Sánchez Saizar, quien detalló los signos de alerta que deben tenerse en cuenta: resequedad, piel deshidratada, sin brillo y luminosidad, aparición de manchas, vasos capilares más notorios (se llaman telangiectasias), cutis vulnerable y congestivo, arrugas más marcadas y falta de elasticidad y tensión.

Tras asegurar que "el exceso de calor empeora el envejecimiento y la congestión es mayor en las pieles sensibles y reactivas", el especialista puntualizó que "además, el cloro reseca la piel y la sensibiliza, es por eso que es conveniente enjuagarse con agua dulce al salir de la pileta y también al salir del mar, que, aunque no daña directamente la piel, la deja tirante y se deshidrata con mayor facilidad".

"Es importante saber que el gesto del entrecejo y las patas de gallo son arrugas dinámicas y son por contracción muscular. No empeoran por la exposición al sol, pero al exponerse sin protección se marcan más las arrugas –explicó Sánchez Saizar-. Hay múltiples herramientas que nos permiten devolverle al rostro gran parte de la lozanía perdida".

La clave es combinar distintas técnicas, desde las más sencillas hasta los láseres más sofisticados y se obtienen excelentes resultados.

Las cuatro R

El momento de descanso es la oportunidad perfecta para calmar la piel y proporcionarle los nutrientes adecuados.  Shutterstock 162
El momento de descanso es la oportunidad perfecta para calmar la piel y proporcionarle los nutrientes adecuados.  Shutterstock 162

Los tratamientos que se realicen post vacaciones deberán apuntar a:

-Regenerar, tensando la piel

-Renovar, levantando la piel vieja

-Rellenar las arrugas estáticas de surcos y labios

-Relajar los gestos, patas de gallo, entrecejo, cuello y arrugas dinámicas

Si la piel se ve seca, conviene usar hidratantes y renovadores en crema. Para las manchas hay peelings aclarantes y la luz pulsada y/o el láser fraccionado son la mejor indicación para lidiar con ellas.

"Lo ideal es consultar a un profesional responsable que maneje las herramientas más novedosas, para que aconseje cuál es la mejor opción", destacó.

Cuatro tratamientos aliados para borrar las huellas del verano en la piel

1. Venus Freeze + Plasma Rico en Plaquetas (PRP): la radiofrecuencia produce una contracción inmediata de las fibras de colágeno y el plasma rico en plaquetas permite retrasar el proceso de envejecimiento. Activa la regeneración celular estimulando una mejora en la calidad de piel.

La tecnología: Venus Freeze

¿Qué es? Radiofrecuencia multipolar + pulsos magnéticos

¿Qué hace? Mejora la circulación y el flujo de la sangre sobre el área de tratamiento generando un efecto antiage. Regenera las capas de colágeno y elastina (colagenogénesis), que permite la contracción de la piel y, por lo tanto, una reducción de la flacidez.

Sesiones: dos

2. Tratamiento Cutera + Legacy: tensa la piel, cierra poros, unifica el tono y elimina los pequeños derrames. Todo en una hora y sin convalecencia. Esta respuesta restauradora hace que la piel se contraiga, logrando una piel más firme y suavizando las arrugas. Este tratamiento es ideal para tratar los signos más comunes del envejecimiento: manchas de la edad, daño solar, líneas finas, arrugas y flacidez de la piel.

La tecnología: Cutera

¿Qué es? Luz pulsada + infrarrojo + ND: Yag

¿Qué hace? Logra un abordaje triple del rejuvenecimiento facial, y el resultado se observa en una notable mejoría en el tono y la textura. Es ideal para tratar manchas y discromías en la piel, reducir poros y arrugas.

La tecnología: Legacy

La radiofrecuencia multipolar tensa la piel y reduce las arrugas

¿Qué es? Radiofrecuencia multipolar + campos magnéticos + succión pulsada

¿Qué hace? Tensa la piel y reduce las arrugas gracias a que la radiofrecuencia multipolar ocasiona una reacción termal en los tejidos tratados y estimula la reacción natural de curación del cuerpo, regenerando la elastina y el colágeno.

3. Láser Fraxel: es un método no invasivo que proporciona una piel más suave y sana al tiempo que mejora el tono, el color y la elasticidad desde la primera sesión. Los resultados son inmediatos y progresivos, y la máxima mejora normalmente se ve a los dos o tres meses. Esta evolución temporal y la estructura del tratamiento permiten que la curación sea completa, y que la producción de nuevo colágeno y elastina reemplace al tejido dañado.

La tecnología: Láser Fraxel

¿Qué es? Es láser de Thulium fraccionado. A diferencia de otros tratamientos con láser puede tratar con precisión áreas microscópicas de la piel. Utiliza columnas de energía láser que penetran en la piel y eliminan las células cutáneas viejas y dañadas.

¿Qué hace? Al tratar la piel por debajo de su superficie, estimula el proceso de cicatrización natural del cuerpo, el cual se encarga de reemplazar la piel dañada con piel fresca, radiante y sana.

Sesiones: cada aplicación dura alrededor de 25 minutos y se aconsejan entre tres y cinco sesiones separadas por un intervalo de dos a cuatro semanas para obtener resultados óptimos.

El láser de Thulium fraccionado puede tratar con precisión áreas microscópicas de la piel

4. Tratamiento eMatrix + PRP: combinación de radiofrecuencia bipolar fraccionada –que produce un aumento notable de la elastina y el colágeno- con plasma rico en plaquetas –que regenera los tejidos dañados y le devuelve tersura, brillo y lozanía a la piel-

La Tecnología: e-Matrix

¿Qué es? Es radiofrecuencia fraccionada que calienta las capas más profundas de la piel, actuando en profundidad sobre el colágeno envejecido.

¿Qué hace? Restaura el colágeno y las fibras de elastina. De esta manera, se rejuvenece la piel desde las capas más profundas y con un daño epidérmico mínimo. (Sin que se note tanto a nivel superficial)