Terry Richardson es un fotógrafo neoyorquino de 50 años que tiene una inmensa trayectoria ya que ha fotografiado a un sinfín de celebridades. Pero su habilidad parece ser crear un ambiente propicio para que, quien posa para él, pueda explotar su lado más hot sin problemas. Días atrás sorprendió con las imágenes de Rita Ora semidesnuda en la tapa de Lui (aunque ya había hecho un topless en 2014). ¿Cómo lo hace? ¿Qué don tiene para lograr fotos que ningún medio ni campaña han podido?

Luego de algunas mudanzas por diferentes ciudades y un enérgico intento con la música punk en Ojai, a los 27 años Richardson volvió al lugar que lo vio nacer, Nueva York, para frecuentar la vida nocturna y fotografiarlo todo. Fue en esa época cuando logró que sus trabajos en la revista Vibe lleguen al Festival Internacional de la Moda en parís.

Siempre cerca de lo transgresor y lo polémico, uno de sus primeros trabajos como fotógrafo fue en 1995 para el diseñador Katharine Hamnett con una campaña osada: imágenes de mujeres jóvenes con faldas cortas mostrando vello púbico. De allí en más, la sexualidad siempre estuvo presente en sus fotos, ya sean de moda o netamente artísticas como su exposición en el año 200 Temido por los hombres, deseado por las mujeres.

Pero no todo es color de rosas en su carrera ya que ha habido controversias y denuncias: modelos como Jamie Peck, Rie Rasmussen, Anna del Gaizo, Charlotte Waters y Sena Cech lo han acusado de abuso sexual, además de una lista de anónimos. Mucho se ha hablado al respecto, sin embargo muchas celebridades y firmas salieron a apoyarlo. Además, han salido a la luz muchas fotos donde el fotógrafo aparecía teniendo sexo con algunas de sus modelos.

Su trayectoria es larga e incluye firmas como Marc Jacobs, Aldo, Supreme, , Yves Saint Laurent y Tom Ford, y revistas como Rolling Stone, GQ, Vogue, Vanity Fair y Vice. Entre sus musas que posaron bajo su lente están Kate Moss, Emma Ratajkowski, Amy Winehouse, Cameron Diaz, Kim Kardashian, Megan Fox, Lindsay Lohan y Lady Gaga, entre largos etcéteras. Pero también varios hombres: Jared Leto, Samuel L. Jackson, Pharrell Williams y Lil Wayne, por citar algunos, incluso el Presidente de Estados Unidos Barack Obama.

Quizás las fotos más polémicas de los últimos tiempos en el espectáculo fueron las que Richardson le tomó a Miley Cyrus. Allí la estrella pop aparece más transgresora que nunca, con una prótesis peneana y mostrándose completamente desnuda. Muchas celebridades se desnudaron para este excéntrico y polémico artista, y otras simplemente posaron sensuales y atrevidas.