El campo realizará una protesta en el Obelisco

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 DyN 162
DyN 162

La marcha al Obelisco bajo la consigna "No maten al campo" fue convocada por la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Coninagro, tres de las cuatro entidades que conforman la Mesa de Enlace.


La acción de protesta, que se realizará 11 días antes de las elecciones nacionales presidenciales, se concretará entre las 7 y las 10, en la Plaza de la República.


Una vez más no participará de la jornada de protesta la Federación Agraria Argentina (FAA), la otra integrante de la Mesa de Enlace, y que en el último tiempo viene desarrollando una agenda propia de acciones.


Las entidades convocantes a la marcha explicaron que es "para dejar testimonio de la situación en la que están todas las producciones de la Argentina después de 12 años de políticas equivocadas".


"La política agropecuaria y económica aplicada durante los últimos 12 años llevó al campo a una situación crítica", alertaron.


En este sentido, indicaron que "más de 95 mil productores agropecuarios dejaron la actividad, desde 2002 (un tercio del total), desapareció un tambo por día, desde 2003, y se recortará la siembra de todos los cultivos por cuarto año consecutivo".


"Desde 2005, cerraron 138 frigoríficos y la Argentina pasó del 3° al 14° puesto en el ranking mundial de exportaciones", destacaron.


También advirtieron que "todas las economías regionales están en crisis, atravesando una terrible pérdida de competitividad, con ingresos que no llegan a cubrir los costos".


"El primer paso para revertir esta situación es que las autoridades nacionales vigentes y las que se hagan cargo del gobierno, a partir del 10 de diciembre, asuman la crisis que está viviendo el interior productivo, para implementar urgentemente medidas que puedan revertirla", afirmaron en el comunicado emitido sobre la convocatoria a la marcha.


Con esta metodología de protesta, las entidades rurales repetirán el modo de acción dispuesto en este mismo escenario porteño hace dos años.


En esa oportunidad, con la exhibición de fruta, verduras y granos, y la entrega de folletos, se buscó informar a la sociedad sobre los valores que cobraban los productores en las tranqueras por su producción y los precios muy superiores que el consumidor abona en las góndolas de los supermercados y comercios minoristas.