Desde su regreso al fútbol argentino, Carlos Tevez jugó uno de sus mejores partidos, ya que marcó dos tantos para sacar adelante un partido que le fue muy chivo a Boca contra Argentinos. Igualmente, todo se empañó por una lamentable acción que lo tuvo como protagonista.

El delantero fue a trabar de mala manera una pelota y Ezequiel Ham se llevó la peor parte: sufrió una escalofriante fractura expuesta en el tobillo derecho. Una vez finalizado el cotejo, el ex Juventus se mostró compungido por lo acontecido: "Da bronca porque fui a la pelota, no es que fui mal intencionado. Es un chico, después me dijo que le había hecho mal. Uno se pone triste, no quise hacerle mal. Nunca le hice mal a nadie jugando al fútbol, es la primera vez". Y agregó: "Lo iré a ver y le pediré perdón, como se debe hacer".

"Fue un partido complicado, sabíamos que iba a ser así en la cancha de ellos, que es chica. Ellos juegan a mil y por suerte lo pudimos sacar adelante", sostuvo el atacante una vez consumada la victoria por 3 a 1.Así, el "Xeneize" sigue mirando a todos desde arriba con 55 puntos y le pasó la presión a sus competidores –San Lorenzo, Racing, River y Rosario Central-.

Para finalizar la charla con Fútbol Para Todos, además de mostrarse feliz por las tres unidades obtenidas, Tevez reconoció que la gran cantidad de partidos que lleva sobre su lomo le están pasando factura: "Mi espalda está mal, pero estoy bien". El hombre de Boca padece una lumbalgia.