Shutterstock 162
Shutterstock 162

Jornadas laborales eternas, tareas sin terminar que se llevan a casa, fines de semana que se usan para adelantar eso que de lunes a viernes nunca llegamos. A quien no le suenen familiares estas escenas, que tire la primera piedra.

Es que, de un tiempo a esta parte, el lugar donde desempeñamos nuestra profesión dejó de ser "sólo un trabajo" y muchas veces cuando la jornada termina, "cortar" -tanto física como mentalmente- se vuelve una misión imposible.

El licenciado en Psicología Tomás Kelly (MN 42.167) coincidió en que uno de los problemas más comunes de hoy en día es el estrés. Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de "estrés laboral"?

El especialista de Eustress, empresa especializada en promover la salud en el trabajo, destacó que "el objetivo de conocer más sobre esta problemática es brindar calidad de vida a los empleados y mejorar su desempeño creativo, intelectual y físico, para prevenir enfermedades y accidentes laborales".

Y compartió las 10 claves de este mal que no podemos dejar de conocer para combatirlo.

"El estrés laboral crónico y sostenido eleva el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, digestivas o respiratorias"

1- Los principales factores que condicionan el estrés laboral son: rutinas de trabajo, condiciones físicas laborales inadecuadas, ausencia de pausas, creatividad e iniciativa restringidas, falta de capacitación y desarrollo del personal, entre otras.

2- Las consecuencias patológicas del estrés son significativas en función del bienestar individual y de la eficiencia organizacional.

3- Hacer actividad física les permite a los trabajadores llevar una vida laboral sin dolencias musculares, menores síntomas de fatiga física y mejor calidad de vida.

4- Algunos de los problemas emocionales asociados al estrés son: ansiedad, agresión, aburrimiento, depresión, baja autoestima, nerviosismo, entre otros.

5- El estrés, a nivel profesional, puede generar incapacidad para tomar decisiones o concentrarse, olvidos frecuentes, hipersensibilidad a la crítica, bloqueos mentales, predisposición a accidentes, conductas impulsivas, alteraciones del sueño, además de trastornos alimenticios.

6- El estrés laboral crónico y sostenido eleva el riesgo de desarrollar distintas enfermedades, como cardiovasculares, digestivas o respiratorias.

7- El ámbito de trabajo debe ser favorable para la comunicación, participación e integración del trabajador, generándole pausas, fomentando actividad física no competitiva y una dieta adecuada, además de las actividades de ocio.

8- Según los últimos datos oficiales, hubo un 139% de crecimiento acumulado en costos de ausentismo, cuyo 93% fue causado por enfermedades profesionales y accidentes de trabajo.

9- Según una encuesta de la consultora TNS Gallup (2009) el 68% de los empleados se estresa en su puesto de trabajo.

10- La prevención es la mejor herramienta frente al estrés laboral.