Los economistas de los partidos políticos coincidieron en que la inflación se debe bajar gradualmente

  162
162
  162
162

El Noveno Foro Económico Financiero de Thompson Reuters reunió a más de 250 operadores financieros, analistas bursátiles y algunos empresarios interesados en conocer las propuestas de los referentes en el área económica de los partidos con más proyección de votantes para las elecciones de 2015. Moderados por Claudio Zuchovicki: participaron (por orden alfabético) Javier González Fraga, por el espacio UNEN; Gustavo Marangoni, PJ línea Daniel Scioli; Miguel Peirano, por el Frente Renovador y Federico Sturzenegger por el PRO.

Justificados en que aún resta mucho tiempo para las elecciones y que "el futuro es incierto" los economistas mostraron resistencias a dar señales de cuáles serían sus políticas económicas y los instrumentos que utilizarían y sólo se limitaron a plantear los grandes desafíos que enfrentará el próximo gobierno, tanto en lo referente a la necesidad de fortalecer las instituciones, como a recuperar la competitividad, la baja de la inflación y el retorno a la solvencia fiscal.

Este jueves se conocieron los datos de inflación que midieron el promedio de las consultoras privadas, la cual saltó a más de 41 por ciento en los últimos doce meses, superior a la esperada por varios economistas como Luis Secco, quien ratificó que las expectativas de la población se mantienen en ese rango para el año próximo.

Javier Fraga espera más de lo mismo hasta 2015, aunque "sin adherir a escenarios apocalípticos", porque "el Gobierno necesita llegar de la peor manera a fin de su ciclo, para poder limitar la capacidad de maniobra del próximo presidente, para pensar en volver en los siguientes cuatro años. Por eso buscará llegar con un mínimo nivel de reservas; no devaluar y mantener la restricción energética".

El ex presidente del Banco Central y economista radical Javier González Fraga estimó que el año próximo "la tasa de inflación seguirá en los niveles actuales, aunque más cerca del 30% que del 40% que miden hoy el consenso de las consultoras privadas; se intensificarán los conflictos sindicales y continuará la recesión que hoy ya está en 4%, aunque con un promedio de 2% para el año. Podría mejorar en el segundo semestre, si se cierra el default con los holdouts y comienzan a llegar capitales de riesgo".

Para combatir la inflación, Fraga sostiene que "no hay que caer en anclas y no empezar con una mega devaluación", por eso estimó que se tardará tres años en llegar a un dígito y tender a metas de inflación y gradual reacomodamiento de las cuentas fiscales".

Gonzalez Fraga estimó que no hay que empezar con anclas y megadevaluación

Gustavo Marangoni, presidente del Banco Provincia, se mostró optimista, como suele serlo el gobernador Daniel Scioli, y por eso resaltó como principal activo que recibirá el próximo gobierno es "el bajo nivel de deuda pública en términos del PBI, la menor de la historia, por eso el nuevo gobierno tendrá la misión del endeudamiento virtuoso para inversión en producción e infraestructura que en 2015".

Marangoni se esperanzó en que en "el año próximo se terminará de construir el puente que inició el Gobierno con los acuerdos con el CIADI y los pagos a Repsol y al Club de París, para poder aprovechar un mundo que ofrece más oportunidades que amenazas".

Gustavo Marangoni: "el mundo ofrece más oportunidades que amenazas"

Reconoció el banquero que "el paso de un 2 a 6,5 puntos del PBI en el gasto en educación no mejoró la calidad y resaltó la importancia de que haya competencia democrática". Además, compartió la necesidad de volver al equilibrio fiscal para poder encarar inversiones y no monetizar el déficit para darle credibilidad al país y atraer inversiones que posibiliten dar el salto del crecimiento al desarrollo".

Miguel Peirano, ex secretario de Industria y ex ministro de Economía de Néstor Kirchner, resaltó que "el escenario que presenta el país es que tiene más potencial de lo que hace hoy, donde 2014 se explica por las dificultades de la alta inflación y recesión por los errores cometidos. Para después de 2015 se ven expectativas favorables con políticas cuidadosas y consistentes y un mercado internacional con fondo favorable, dado que las oportunidades seguirán siendo superiores a las eventuales amenazas coyunturales".

Miguel Peirano: "Para después de 2015 se ven expectativas favorables con políticas cuidadosas y consistentes"

Federico Sturzenegger, ex presidente del Banco Ciudad y diputado nacional por el PRO, observó un cambio en el financiamiento del déficit fiscal con más deuda púbica y menos emisión, con lo que el Gobierno puso un freno al nivel de la inflación, pero afectó la actividad y va a intentar un arreglo con los holdouts y si eso ocurre en el segundo semestre de 2015 podrían ingresar dólares y estar más tranquilos en lo cambiario, mientras crece el déficit fiscal".

"La agenda para después de 2015 necesita de un Congreso de signo contrario al del Poder Ejecutivo para que esté obligado a consensuar políticas y dar un salto de institucionalidad", resaltó Sturzenegger.

Federico Sturzenegger: "Para después de 2015 será necesario dar un salto de institucionalidad"

Mientras que en lo económico, el diputado del PRO planteó que se presentarán tres desafíos: "1) El macroeconómico, que es el más fácil porque no está acumulando restricciones externas y cuando desaparezca la brecha cambiaria habrá que evitar la apreciación del peso. 2) En lo sectorial la mejora será más compleja por la pérdida de mercados para recuperar la confianza y la reinserción internacional de la producción nacional; y el 3) Será mejorar la gestión institucional, a partir de una mejora de la eficiencia del Estado, pero habrá que hacerlo con gradualismo".