El fin del cepo apunta a impulsar el crecimiento del comercio exterior y las ganancias de las empresas para reactivar la inversión y el empleo 162
El fin del cepo apunta a impulsar el crecimiento del comercio exterior y las ganancias de las empresas para reactivar la inversión y el empleo 162

Famosa por reunir a líderes políticos y multimillonarios en una reunión anual en Davos, el trabajo de la entidad mostró una vez más que el cierre de la economía que caracteriza a la Argentina con trabas a las importaciones, cupo y prohibiciones a las exportaciones, incluyendo la de productos tradicionales y exceso de regulaciones de precios, cambios y tasas de interés, le impide salir del tercio inferior de la tabla de competitividad mundial.

Por el contrario, los mismos países ocupan los primeros 10 lugares del ranking por tercer año seguido consolidaron su liderazgo, encabezados otra vez por Suiza; Singapur; los EEUU; Finlandia; Alemania; Japón; Hong Kong; Países Bajos: Reino Unido y Suecia.

"La eficiencia de Suiza, así como su innovación y estabilidad macroeconómica, dejaron al pequeño país como líder del escalafón por sexto año seguido, pese a su dificultad para conseguir trabajadores calificados", indica el estudio.

En cuanto a América Latina en su conjunto, el informe sostuvo que "necesita abordar sus desafíos de productividad y mejorar su competitividad para mantener el impulso económico de los últimos años. La región debe implementar reformas estructurales para mejorar el funcionamiento de sus mercados e invertir en infraestructura, desarrollo e innovación", agregó.

América Latina en su conjunto, el informe sostuvo que "necesita abordar sus desafíos de productividad y mejorar su competitividad

Chile aparece como el país mejor posicionado de la región, en el puesto 33. Más atrás se ubican Panamá en el 48 y Costa Rica en el 51. Por su parte, Brasil ocupa el lugar 57, México el 61, Perú el 65 y Colombia el 66.

China subió un lugar hasta el escalón 28, mientras que Rusia avanzó 11 hasta el número 53. India cayó 11 puestos al 71, para quedar como la economía menos competitiva del grupo BRICS, 14 lugares detrás de Brasil.

Los países menos competitivos son Guinea, Chad y Yemen -en los puestos 144, 143 y 142 respectivamente- y dentro de Latinoamérica los más bajos dentro del ranking fueron Venezuela en el lugar 131, Paraguay 120, Bolivia 105 y la Argentina en el 104, destacó el estudio.

El Foro basa su evaluación en una decena de ejes de competitividad como instituciones, infraestructura, salud y educación, tamaño del mercado y el ambiente macroeconómico. El reporte también toma en cuenta una encuesta entre líderes empresariales en la que se mide la eficiencia gubernamental y su transparencia.

Xavier Sala-i-Martin, profesor de economía de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, destacó: "Recientemente hemos visto que ha terminado el desacoplamiento entre las trayectorias de crecimiento entre las economías emergentes y los países desarrollados, que han caracterizado los años posteriores a la recesión mundial. Ahora observamos un nuevo tipo de desacoplamiento, entre los países de alto crecimiento y los de bajo crecimiento, tanto en el mundo emergente como en economías avanzadas. En este caso, la característica distintiva de las economías que son capaces de crecer rápidamente es su capacidad para lograr una mayor competitividad gracias a la adopción de reformas estructurales".