Los restos de Facundo Ambrosi, el bombero voluntario de 25 años de La Boca que falleció el lunes luego de permanecer doce días internado por las heridas que sufrió en el incendio y derrumbe de un depósito de la empresa Iron Mountain (IRM) en Barracas, fueron trasladados esta mañana al Cementerio de la Chacarita.


Pasadas las 9, el cortejo fúnebre integrado por familiares, amigos y compañeros de trabajo despidió el cuerpo de Ambrosi, acompañado de autobombas de distintos cuarteles de bomberos.


El velatorio del joven comenzó anoche a las 20:30 en la unidad 2 de los Bomberos "Vuelta de Rocha" donde sus seres queridos le dieron el ultimo adiós. "Facu es lo mejor que tuve, que tengo y que voy a tener", sostuvo Nora Fernández, su madre. La mujer, que también es bombero voluntaria, recordó que cuando Facundo tenía 13 años -su padre era bombero- tuvo que decidir entre ir al colegio, trabajar o ser bombero. En esa encrucijada, decidió seguir el camino de su padre.


"Su papá falleció hace un año y era jefe de cuartel, luego un muchacho de 33 años, Jonatan Olivares, y Facu, de 25, se hicieron cargo del cuartel", agregó Fernández en la puerta de la unidad 2 de los Bomberos "Vuelta de Rocha", donde desde anoche los afectos de Ambrosi realizaron la vigilia.


El hermano de la víctima también es bombero, y su hijo de 6 años asiste a la escuela que los forma. "Sabe demasiado", señaló la madre del bombero fallecido. Y añadió: "Somos una familia de bomberos, esta vez le tocó a él (Facundo). Es difícil convivir con una familia de bomberos; a veces nos poníamos de acuerdo, y a veces no".



Fernández aseguró que el lado solidario de su hijo lo "sacó de su padre" y que se sintió "muy satisfecha, muy contenta cuando me dijeron que podía ser donante múltiple". También habló sobre el incendio y derrumbe que terminó matando a su hijo: "Yo opinión no puedo tener ninguna porque eso lo decide la justicia. Nosotros salimos como con cualquier intervención, por lo que somos, por la vocación, porque esto no es un trabajo ni un servicio, es pura vocación".