AP 162
AP 162
 AP 162
AP 162
 AP 162
AP 162
 162
162
 162
162

"El ojo funciona casi igual que una cámara fotográfica. Es, en esencia, una cámara oscura con un sistema óptico, un pequeño orificio anterior por donde entra la luz, y un elemento receptor en el fondo que es la retina y que actúa como la película de la cámara fotográfica. Allí se forman las imágenes, que luego son transportadas al cerebro por impulsos eléctricos", explicó el Dr. Hugo Diego Nano. especialista en Cirugía Refractiva, Córnea y Cataratas del Instituto de Ojos Dr. Nano

En 2011 -en el marco del Encuentro Anual de la American Academy of Ophthalmology- este destacado especialista  recibió junto al Dr. Hugo Daniel Nano y la Dra. Pilar María Nano el primer premio otorgado por la mencionada entidad, por un trabajo científico sobre una novedosa técnica quirúrgica para tratar el queratocono, una patología corneal de alta prevalencia mundial.

"Para ver claramente, la luz debe enfocar exactamente en la retina. Cuando, por alteraciones en la forma del ojo esto no ocurre, tenemos un vicio o defecto de refracción. Es decir, son ojos que pueden ser completamente sanos pero que ven mal porque están desenfocados", sostuvo. Los defectos de refracción son: la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia.

Brad Pitt, Jeff Goldblum, Helena Christensen, Johnny Depp y Jennifer Aniston son muchos de los famosos que dependen de los anteojos para poder ver de cerca por padecer esta patología. Algunos optan por una solución más radical y deciden operarse.

"Nuca he tenido el tipo de vista del que normalmente disfrutan los humanos, ya que para mí todo lo que me rodea ha sido borroso desde el día en que nací. Veo menos que un murciélago desde el primer día de mi vida", confesó Johny Deep a la revista Rolling Stone, quien reveló que su trastorno es realmente mucho más grave que éste, ya que no ve nada del ojo izquierdo.

¿La presbicia es la enfermedad más común en la visión?

Se cree que la enfermedad de los ojos más común en la miopía. Como un gran número de personas usa gafas, pues no logra ver bien de lejos, parecería que este problema afecta a la mayoría de la población, pero no es así. Hay otro trastorno del que ninguno de nosotros nos vamos a librar: la presbicia. ¿Le suena común eso de lentes bifocales? Con seguridad sus abuelos o tíos los usan y usted también lo hará.

La presbicia es una afección en la cual el cristalino del ojo pierde la capacidad para enfocar los objetos que están cerca. Las personas generalmente se percatan de este problema alrededor de los 45 años, cuando se dan cuenta de que necesitan alejar los documentos para poder leerlos.

También es importante destacar que la presbicia no es una enfermedad; sino un defecto de refracción. No tiene un factor desencadenante, sino que se trata de un problema propio del envejecimiento del ojo. Como las arrugas en la piel; pueden no gustarnos, pero no son una enfermedad. Y al igual que ellas, tarde o temprano todos padeceremos de presbicia.

¿Existe un tratamiento estándar para la presbicia?

No. Existe una gran variedad de tratamientos y la elección depende de muchos factores: de la edad del paciente, del tipo de actividad que desarrolla, de la capacidad de hacer frente a esas actividades con anteojos bifocales, de la existencia de otras patologías; entre muchos otros. El oftalmólogo es la persona indicada para determinar cuál es el tratamiento óptimo para cada paciente. Muchos de ellos acuden a consulta ya decididos a hacerse una intervención quirúrgica porque "a un amigo le dio resultado", ignorando detalles que determinaron la elección de determinado tratamiento para ese caso de presbicia.

¿La presbicia es irreversible?

La presbicia es una condición óptica en la cual, debido a los cambios producidos por la edad, disminuye en forma irreversible el poder de acomodación; por lo tanto es una condición fisiológica y no patológica y que comienza a manifestarse aproximadamente entre los 40 y 45 años. La evolución fisiológica es irreversible; no obstante, existen algunos tratamientos para combatir sus efectos.

¿La miopía retrasa la aparición de la presbicia?

No la retrasa, pero el uso de lentes correctoras para la miopía compensa parcialmente los efectos de la presbicia.

¿Cuáles son los diversos tratamientos disponibles y en qué consiste cada uno?

En la cirugía de "cataratas", el cristalino que se torna borroso es removido y substituido por una  lente intraocular; es decir, un cristalino artificial. Dicha cirugía se realiza bajo anestesia local con colirios, su duración aproximada es de 20 minutos y luego de la misma el paciente se retira a su hogar; en donde dentro de las 48 horas el ojo operado ya comienza a recuperar la visión.

En la actualidad la gama de lentes intraoculares ha crecido considerablemente. Tal es así que hoy podemos colocar lentes que corrigen todos los defectos refractivos que un paciente puede tener (miopía o hipermetropía, combinado con astigmatismo y presbicia) en una misma lente. Con las nuevas lentes intraoculares multifocales logramos brindar una buena visión de lejos, corrigiendo la miopía, hipermetropía o astigmatismo. También a distancia intermedia, corrigiendo en gran medida la presbicia y brindando al paciente una buena visión cercana sin la necesidad de utilizar anteojos.

En conclusión, las lentes intraoculares multifocales posibilitan al paciente desarrollar la mayoría de sus actividades como leer, trabajar con su computadora o manejar un automóvil sin utilizar anteojos; aumentando su libertad y calidad de vida.